El chef de las celebridades

7 diciembre, 2016

En los próximos días, el chef propietario del restaurante San Pietro, Fernando Ahlers  viajará con destino al sur de Alemania para prestar sus servicios profesionales en uno de los castillos de la Princesa Diana de Wurtemberg, una de las principales integrantes de la realeza europea. Fernando inició su relación profesional con las celebridades, allá por el 2012 cuando formó parte del equipo de cocineros que atendió al ex Beatle, Paul McCartney durante su actuación en nuestro país.

El chef de San Pietro ya estuvo en el verano europeo pasado sirviendo en el castillo que la Princesa Diana de Wurtemberg tiene en Palma de Mallorca, España, una de sus residencias habituales. Allí se concretó la idea de que el conocido cocinero paraguayo pase del 8 de diciembre hasta el 18 de enero en el Palacio de Altshausen, un castillo que es la residencia oficial de la Casa Real de Wurtemberg. Altshausen en un municipio ubicado a 40 kilómetros del Lago Costanza. Está ubicada en el sureste de Alemania, al este del rio Rin y forma parte del estado federado de Baden-Wurtemberg, cuya principal ciudad es Stuttgart, y es una de las zonas económicas más importantes del mundo.

“El castillo tiene siete restaurantes y 14 salones de eventos, destinados solo para servir a los integrantes de la familia real. Yo voy para participar en el servicio gastronómico desde la producción de galletas y panes. La princesa quería que yo pudiera estar en los eventos que se van realizar por Navidad y Año Nuevo. Alemania debe ser una locura en esa época. Nunca viví una Navidad con nieve y en un castillo”, nos decía entusiasmado ante la proximidad del viaje.

La Princesa Diana de Wurtemberg, es una conocida de nuestro medio. Aquí tiene una fundación que se encarga de ayudar a los niños de la calle y tiene programas de re-inserción social para ex presidiarios. Estuvo de visita en nuestro país en varias ocasiones. Fernando Ahlers realizó varios trabajos para la fundación de ahí que tiene relación con la Princesa Diana, quién tiene una larga parentela en casi todas las familias reales de Europa. Es la prima del ex rey de España, Juan Carlos de Borbón.

La relación de Fernando con personajes célebres que llegan a nuestro país se remonta en sus orígenes al año 2012 cuando se produjo en Asunción la actuación de Paul McCartney. Él integró el equipo de cocineros que tuvo a su cargo el servicio gastronómico para el ex Beatle y todo su equipo.  “La gente de Talleyrand eligió a unos cuántos chefs para poder ayudar. Había que servir a unas 200 personas que se alimentaban de manera ovo lacto vegetariana”, comentó al respecto.

Lo que recuerda es que el día en que Paul actúo en el Estadio Defensores del Chaco, tuvo que trabajar parado 27 horas seguidas sin parar. Tuvo oportunidad de realizar las compras con el chef que estaba a cargo. “Solo lo pudimos ver pasar a metros a Paul McCartney y ni hablar de quitar una foto”, rememora con cierta nostalgia. Y reconoce que aprendió varias cosas porque el equipo del músico, venía reciclando productos y alimentos a lo largo de la gira que realizaban. “Ellos venían de Uruguay y traían los productos en contenedores y heladeras que se movían con rueditas”.

Después de estos dos casos ilustres, Fernando Ahlers tuvo también oportunidad de atender en su restaurante a otros personajes famosos. En el presente año se sucedieron en San Pietro, el desfile de destacadas personalidades de los más diversos ámbitos, entre los que se puede citar a: Scorpions, la famosa banda alemana que volvía a nuestro país tras un fallido intento suspendido por el mal tiempo. En ambas ocasiones,  los integrantes decidieron asistir al restaurante San Pietro.

En la lista de notables que este año pasaron por dicho local también figuran: José Luis Perales, cantante español; Ismael Cala, ex presentador de CNN; Alberto Cormillot, conocido médico argentino dedicado a nutrición; Arnaldo André, actor paraguayo radicado en Buenos Aires; Fátima Flores, imitadora argentina, célebre por su personificación como Cristina Kirchner; Jean Paul Boundox, chef  francés, quien próximamente abrirá un restaurante en Asunción y finalmente el cantante y compositor argentino Fito Páez, entre otros.

Fernando y famosos

Fotos rescatadas del Facebook del restaurante San Pietro. Fernando Ahlers con Ismael Cala, Fito Páez, Jean Paul Boundox y el grupo Scorpions.

Fernando reconoció que para atender a las estrellas hay que ir haciendo un trabajo con las productoras que las traen. “En realidad estas empresas trabajan realizando un montón de eventos y muchos de ellos nosotros hemos auspiciado alguna vez, de manera que se va tejiendo cierta preferencia a la hora de elegirte para servir a las celebridades que llegan al país. De alguna manera hay que atraer esa gente, porque solos no te van a venir por más que seamos San Pietro. A partir de ahí hay que ir creando relaciones y luchar por traerlos”, profundizó al respecto.

¿Suelen pedir algún plato especial?

Se sirven de la carta del restaurante, siempre yo estoy personalmente atendiéndolos, tratando de ver y satisfacer todas las necesidades que puedan tener. Sobre todo porque hoy en día en el tema del espectáculo hay gente que se cuida mucho en el tema del rendimiento físico. Algunos tienen una dieta muy delicada como podía ser una dieta vegetariana o vegana, como fue el caso de Paul. Algunos grupos como Metallica y Guns and Roses trajeron su propia comida.

¿Te pidieron cosas difíciles?

No,  difíciles no, extraño tal vez, como lo vegano, comida cruda que hoy día ya no es extraño. Son simplemente combinaciones, mezclas, que se pueden dar y con cosas crudas y con eso se pueden fabricar otros tipos de alimentos. Como la comida viva que ellos le llaman que es el consumir vegetales en estado todavía vivo. Eso fue lo más raro que vi, después nada. Nunca consumen algo pesado porque vienen un día antes del espectáculo, después del espectáculo duermen, se suben al avión y se van.

Los de Scorpions siempre vinieron acá, le atendimos hace cuatro años cuando no pudieron dar el concierto y cuando estuvieron otra vez aquí pidieron estar en el mismo lugar. Consumen pastas, ensaladas, sopas, son muy difíciles porque de repente uno de ellos sólo consume el postre, otro el plato de fondo, otro dos entradas, uno una sopa y así son muy cambiantes.

Si alguno de los extranjeros que vienen le pide algo típico paraguayo, Fernando tiene un vori vori bastante original. «Mi versión es como un vori vori gigante dentro de una sopa». Su sólo vori, la gallina viene desmenuzada dentro de esa pelotita de maíz.

Si bien entre las celebridades mencionadas proliferan los músicos y actores, los jugadores de fútbol son también un foco al que apunta San Pietro. «El mercado paraguayo consume mucho fútbol, por eso para mí la presencia de los jugadores me parece importante porque atraen», cuenta y menciona entre los que recuerda a Roque Santa Cruz, Justo Villar, Nelson Haedo, José Luis Chilavert, Chiqui Arce, Marco Trovatto y Nicolás Leoz.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.