Por fin arreglaron el Long pleito de un Bar

8 febrero, 2022
Long Bar desalojó el local que ocupaba en un centro comercial sobre la calle Senador Long casi España, luego de un largo conflicto con la propietaria.

Long Bar desalojó el local que ocupaba en un centro comercial sobre la calle Senador Long casi España, luego de un largo conflicto con la propietaria.

A principios del mes de enero los propietarios del Long Bar decidieron retirarse del inmueble que ocupaban en Senador Long casi España tras llegar a un acuerdo con la propietaria luego de meses de un conflicto que se ventiló por las redes sociales. Una importante cervecería nacional ya se prepara para instalarse en el preciado lugar, uno de los más importantes del mercado gastronómico.

El 4 de enero pasado se hizo efectivo el retiro de los locales del Grupo Long, Long Bar y Long Beach de los locales que ocupaban en el Jardín San José, ubicado sobre la calle Senador Long entre Teniente Vera y España. Los representantes de dicha empresa llegaron a un acuerdo con la propietaria, pero firmaron un acuerdo de confidencialidad que no permite conocer los detalles de dicho entendimiento.

El acuerdo llegó tras varios meses de conflicto, que se generó en esencia por la falta de pago de los alquileres, a lo que se sumó la falta de pago por el uso de la energía eléctrica de la ANDE. El contrato de alquiler ya estaba vencido por los locatarios se negaban a abandonar el inmueble. En los últimos días de diciembre, Long Bar anunció en su cuenta de Instagram que se había firmado un acuerdo oficial con la administración del paseo “sin nada que reclamar entre ambas partes”.

En el mismo sentido y también a través de su cuenta en Instagram, Kevin Houston, hijo de la propietaria del Jardín San José, Verónica Cubilla, anunciaba la firma del acuerdo y “acaban los juicios inmediatamente y con esto no tenemos nada más que reclamar a ellos”.  Y agregaba que fue después de “tanto sacrificio, sudor y lucha”.  Fue precisamente Kevin quién mediatizó el problema al publicar en sus redes sociales las condiciones en que se desenvolvían en el citado local gastronómico, aparte del reclamo de la falta de pago de alquileres.

La disputa se inició a consecuencia del cierre obligatorio de los bares y restaurantes que impuso la cuarenta por el Covid 19. Los alquileres que pagaba el Grupo Long eran bastante elevados, por los cotizados que son los locales debido a su ubicación. La propietaria aceptó disminuir el monto de los alquileres, en consideración a la situación creada por la cuarentena, pero los responsables del Grupo seguían sin pagar y acumularon una deuda millonaria. Entre el medio hubo incluso agresiones personales ventiladas en las redes sociales. Pero todo esto terminó con el acuerdo al que llegaron.

El Long Bar se despidió de sus clientes y amigos con mensajes en las redes sociales, pero no dieron detalles de si fueran a instalarse en otro lugar. En el mismo Jardín San José funcionara Long Beach y en frente está King Fish, otro local perteneciente al mismo grupo. Además, sobre la avenida que conduce al aeropuerto, pasando el Parque Ñu Guazu, tienen el restaurante Kandu. Todas estas marcas, antes de la pandemia, trabajaban exitosamente.

Long Bar tiene diez años de existencia. Cuando se instaló sobre Senador Long esta arteria era casi netamente de carácter comercial. Era uno de los pocos con oferta gastronómica. Muy pronto alcanzó el éxito y se convirtió en un ícono. Con sus: Promo Pilsen y Chopp Libre de 16:00 a 19:00 horas marcaron un hito que posteriormente se transformó en una práctica común: el after office. Fueron los primeros en esa zona, en poner mesas al aire libre y en parte de la acera. Crearon un polo que hoy se convirtió en una de las cuadras de Asunción más concurridas, en horas de la noche y fundamentalmente los fines de semana. Los días de fútbol, una nutrida clientela se congrega para seguir los partidos del campeonato local y a veces los encuentros internacionales.

También tuvieron mucho éxito con Long Beach, que nació en De Gaulle y Las Palmeras, de dónde fueron corridos por los vecinos, debido a los problemas que causaban con los decibeles de la música y los vehículos que los clientes estacionaban por todo el barrio, cerrando incluso las puertas de entradas a las casas vecinas. Long Beach se instaló luego al lado de Long Bar, donde anteriormente estuvo la pizzería Pulcinella. Y también le iba bien.

El Grupo Long es propiedad de los hermanos Andy y Sebastián López Vargas, juntamente con Jesús Thompson y otros. También les pertenece King Fish, un bar boliche ubicado frente a Long Bar, considerado como uno de los locales nocturnos de mayor éxito actualmente. Por último, está Kandu, un bar camino al aeropuerto, donde también están afrontando problemas con el propietario del terreno.

UN LUGAR CODICIADO

Aun cuando no estaba resuelto el problema, la propietaria de los locales del Jardín San José, ya tenía una larga lista de candidatos a arrendatarios. Por lo que pudimos averiguar, el espacio que anteriormente ocupaban Long Bar y Long Beach ya habría sido alquilado al grupo más poderoso de la noche asuncena. El G5 que montaría en el lugar un local de la Cervecería artesanal Sacramento, con el que se encuentra aliado.

 

Comments

comments

COMENTAR