María Sol retorna a la cocina italiana

21 octubre, 2022

María Sol Fernández aparece en el salón principal de Giacosa Ristorante, su nuevo local gastronómico que tiene como oferta principal la cocina clásica italiana.

María Sol Fernández, cocinera, chef y empresaria gastronómica de vasta experiencia en nuestro país y el extranjero retomó su vieja especialidad en la cocina italiana y mediterránea, reeditando aquí su restaurante Giacosa que había nacido décadas atrás en Miami. La pandemia truncó el éxito que estaba llevando a cabo con Locos por la Milanesa y después de una pausa se decidió hacer “lo que más sabe”. Preparar platos de la cocina tradicional italiana.

Giacosa está ubicado en República Argentina entre Mariscal López y Boggiani, donde antes funcionaba Locos por la Milanesa. Es un pequeño restaurante con una capacidad de 45 personas, incluyendo un salón privado para ocho. Si bien está en una ubicación donde existe un alto tráfico vehicular, el ambiente es bastante tranquilo, agradable y acogedor sin las estridencias del mundanal ruido de afuera.

Para la ambientación eligieron una paleta de colores neutros pero cálidos, donde predomina el marrón tanto en paredes como en los muebles que hacen juego con la iluminación que contraste con las luces de neón que abundan en el entorno exterior. La tranquilidad que allí se respira es ideal para saborear las propuestas personalizadas de la cocina gourmet que María Sol ofrece en su nuevo local. Pastas, pescados, mariscos y risottos mediterráneos.

El restaurante Giacosa nació en el 1.990 en Coral Gables, Miami, de la mano del fallecido chef venezolano Alfredo Alvarez. En esa ciudad María Sol Fernández estudió gastronomía y fue la última propietaria y chef ejecutiva de dicho restaurante. Cerró sus puertas en el 2001 luego del atentado a torres gemelas en Nueva York. María Sol decidió entonces regresar al país donde realizó varios emprendimientos gastronómicos.

Un detalle del salón del Giacosa. El tono marrón domina en la ambientación del lugar, con cuadros de imágenes alusivos a Italia, cuya cocina tradicional es el concepto gastronómico del lugar.

En el 2009 habilitó el restaurante Il Padrino, en Hassler casi Legión Civil Extranjera que se mudó posteriormente a la manzana T, en el 2014 dónde un incendio destruyó sus instalaciones y nuestra entrevistada se trasladó a Ciudad del Este donde siguió con esa onda mafiosa y creó el restaurante La Cosa Nostra. En la capital del Alto Paraná creó la marca Locos por la Milanesa que trajo posteriormente a Asunción replicando su éxito con varias sucursales que sucumbieron ante la voracidad destructiva de la pandemia.

Ahora bien. ¿Por qué recién ahora surge Giacosa Ristorante y no cuando regresaste de Miami?
Porque recién ahora están dadas las condiciones para poder tener el mismo nivel de calidad que se tenía en los Estados Unidos. La exigencia de insumo provenientes del Mediterráneo era el principal escollo. La mayoría de los productos que utilizamos son italianos y sobre todo los pescados y mariscos eran difíciles de conseguir en Paraguay.

Hoy gracias a la globalización estamos en condiciones de ofrecer pulpos, langostas, y pescados del Mediterráneo, quesos, olivas, trufas, pastas, harinas y hasta las salsas de tomates San Marzano proviene de Italia y muchos otros insumos que son originarios de países del Mediterráneo.

Aun con lo mencionado, con esos productos se preparan “especiales del día” porque no pueden mantenerse permanentemente en la carta ya que su oferta depende de la existencia de esas materias primas en el mercado. El sábado pasado el “especial del día” fueron las langostas y está preparando un “especial” de caracoles y habrá otro con ancas de ranas. El menú de todos los días incluye pastas secas italianas (también hay frescas preparadas a mano).

La paella de mariscos es uno de los platos más solicitados junto con el salmón.

“No es la cocina típica italiana, porque a los platos siempre le agregamos algo. Yo al pesto le pongo tomates Cherry. Son recetas renovadas. Y por supuesto, también ofrecemos carne porque es algo que le gusta al paraguayo”, expresa María Sol. En la carta puede verse Ojo de Bife, Tomahawk, Lomito al Roquefort y el Ossobucco Braseado al Chianti con tuétanos. Pero los pescados y mariscos son los preferidos según ya pudo auscultar en los escasos 15 días que llevan abiertos. Nos comentó que el viernes y sábado pasados se llenaron los 45 espacios que tiene de capacidad.

María Sol Fernández es una experimentada profesional gastronómica, cocinera, chef y empresaria. Tuvo restaurantes en Estados Unidos, Italia y Uruguay, con aproximadamente 50 años de ejercicio. No suelta prenda acerca de la edad que tiene, pero como dato menciona que comenzó a estudiar cocina con Clara Benza de Garofalo. “Yo no quiero retirarme todavía”, dice y comenta que trabajará incluso cuando tenga que trabajar con bastón y en silla de ruedas.

Su clientela apunta a un nivel medio alto. Los precios de la carta no son baratos, “pero no te esquilman”, explica ella. Y abunda con la siguiente aclaración: “Tenemos productos que nadie trabaja aquí, langostas y pulpos del Mediterráneo, angulas, cangrejos, foie grass, ranas y escargots”. La bodega está surtida de vinos italianos, franceses, españoles y los vinos regionales. Atiende todos los días, almuerzo y cena, a excepción de los lunes que es día de descanso. Y cuenta con estacionamiento propio. El restaurante Giacosa brinda también servicio de catering y cocina en vivo con la presencia de María Sol Fernández.

Comments

comments

COMENTAR