Catena desentraña la esencia del terruño

8 febrero, 2021
Laura Catena y Roy Urvieta, los principales responsables del estudio acerca del malbec y los terruños.

Laura Catena y Roy Urvieta, los principales responsables del estudio acerca del malbec y los terruños. Fotos gentileza.

Un estudio realizado por el Catena Institute of Wine con el Malbec, demuestra que el terruño puede identificarse con alta precisión a partir del análisis químico de la bebida o dicho de otra manera se puede probar científicamente la singularidad de un vino de acuerdo a su lugar de origen independientemente de la añada. El descubrimiento fue saludado por la prensa argentina como un importante “hallazgo científico”.

La semana pasada los medios periodísticos del vecino país dieron cuenta de la publicación del estudio denominado “Discriminación de terruño y cosecha de vinos Malbec basado en la composición fenólica en múltiples sitios en Mendoza, Argentina”, que fue divulgado por la revista Scientific Reports, perteneciente al Nature Research Journal, una de las revistas académicas más prestigiosas del mundo.

Este estudio evaluó los perfiles fenólicos de vinos Malbec elaborados a partir de uvas de 23 parcelas distribuidas en 12 indicaciones geográficas (IG) de Mendoza, Argentina, incluyendo parcelas menores a una hectárea. Los vinos se elaboraron en condiciones de vinificación estandarizadas durante tres añadas consecutivas  (2016-2018).

La investigación presentada permite individualizar, a través de perfiles fenólicos, parcelas con  características únicas a lo largo de los años. Este es el primer informe que caracteriza a los  vinos Malbec provenientes de varias IG (y parcelas individuales) en diferentes  añadas. Estos resultados están fuertemente relacionados con las características del terruño de los vinos.

catena solaPor primera vez un estudio demostró que el efecto del terroir puede ser explicado químicamente, a través de diferentes cosechas, desde pequeñas parcelas hasta grandes regiones, y con un 100% de efectividad en las predicciones.

“Los vinos más exclusivos y caros del mundo, los Pinot Noir de Borgoña, son admirados por su capacidad de demostrar el sabor único de cada región o parcela. Este estudio demuestra también que el Malbec difiere marcadamente en sabor de un lugar a otro y entre parcelas cercanas. La propagación de estos resultados ayudará a aumentar el prestigio del Malbec argentino en el mundo”, aseguró al diario Clarín, Laura Catena directora del Catena Institute of Wine.

“Con este trabajo de múltiples añadas logramos encontrar parcelas o terruños que no dependen de la añada, sino que ostentan características únicas, y que siempre se van a repetir con independencia del clima del año. Esto hace distintivo y único a cada uno de esos lugares”, destacó Roy Urvieta, el responsable enólogico del mencionado centro de investigación.

“Y si bien es cierto que esto no asegura un mejor vino, es un gran primer paso para determinar que una parcela o región posee características diferentes, y eso es lo que hace único a un terruño. Luego vendrá la intervención de los hombres y mujeres, cada cual, con su interpretación de lugar para elaborar los vinos”, señala parte del estudio.

Hablar de terruño es una constante en el mundo del vino. Inclusive la tendencia es hablar más de zonas de que de variedades. Las características geográficas de cada viñedo, incluyendo el terruño sigue siendo  uno de los desafíos más intrigantes en el mundo del vino actual, en gran parte porque lo que abarca el terruño no se entiende ni se acepta universalmente.

Catena dejó en claro que estos estudios no implican un concepto de calidad, sino que ayudan a determinar que los lugares son distintos, menos distintos o parecidos, y que la calidad la va a seguir regulando el mercado y el consumidor, más allá de los hacedores. “Con esto no se puede decir que una región es mejor que otra, pero sí que ciertos lugares poseen características únicas respecto de otras. Y si una región logra demostrar por qué es distinta, por efecto derrame todos los vinos de dicha región se van a valorizar más”.

La posibilidad de identificar aquellas parcelas asociadas a vinos de alta calidad  y que muestren cierta consistencia en los perfiles fenólicos a lo largo de múltiples añadas será de interés para la industria vitivinícola de Argentina. Este hecho contribuirá a una mejor comunicación de las características del terruño de las diferentes regiones y / o a la toma de decisiones técnicas durante la vinificación, señala la parte final de la conclusión del estudio.

Fuentes:
Scientific Reports
Diario Clarín
Infobae
MTN digital

 

 

 

 

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *