Es una verdadera camionada de empanadas

20 octubre, 2021
Camionada, conjunción de camión y empanadas. En ese móvil, instalado al costado de la Plaza de la Democracia, tienen una pequeña cocina y recorre el centro de la ciudad vendiendo variedades de empanadas, A 5.000 guaraníes, cada una.

Camionada, conjunción de camión y empanadas. En ese móvil, instalado al costado de la Plaza de la Democracia, tienen una pequeña cocina y recorre el centro de la ciudad vendiendo variedades de empanadas, A 5.000 guaraníes, cada una.

Circulando en estos días por el centro de la ciudad nos sorprendió un coqueto camioncito estacionado al costado de la Plaza de la Democracia que tenía la siguiente leyenda Camionada, una conjunción de las palabras camión y empanadas. Que de eso se trataba de la venta de empanadas en un camión. Otro detalle innovador es que dentro del vehículo se cocinan los productos, al horno o fritas y en numerosas variedades. La idea es de una jovencita de 20 años.

Un aspecto que también nos llamó la atención es que los clientes pueden acercarse con sus vehículos y sin apearse de ellos pueden realizar su compra porque el camioncito está preparado para tal efecto. Por supuesto, que también lo pueden hacer los transeúntes o los que van a pie. Nosotros no hicimos ni lo uno ni lo otro, nos limitamos a observar, pero después comenzamos a realizar nuestras averiguaciones.

Decíamos que las empanadas que vendían eran fritas o al horno y entre las variedades ofertadas se incluían la siguientes: carne, pollo, pescado, chilena, jamón y queso, pastel mandi´o, choclo, palmito, napolitana, mejicana, cuatro quesos, cebolla, pascualina, picante, pajagua y una de aceituna morrón y queso. Todas tienen un precio de 5.000 guaraníes.

Empanadas de carne, pollo, pescado, jamón y queso, choclo, cebolla y otras variedades más. A 5.000 guaraníes cada uno.

Empanadas de carne, pollo, pescado, jamón y queso, choclo, cebolla y otras variedades más. A 5.000 guaraníes cada uno.

De momento el vehículo solo hace un recorrido por el centro de la ciudad. Mientras no están circulando hacen paradas frente a la Plaza de la Democracia y en la avenida Costanera. No tienen itinerario fijo y venden al paso. Cuando alguien les toca la bocina, se detienen y atienden a los interesados.

La idea fue desarrollada por una jovencita de 20 años: Milagros Alejandra Escauriza Troche. En enero pasado ella retornó al país luego de estudiar dos años hotelería y turismo en el extranjero. Ahora estudia aquí Marketing y Publicidad. Es la hija y socia en el emprendimiento, de Estela Troche de Escauriza, reconocida profesional gastronómico, chefs, profesora y asesora que entre sus clientes tuvo por varios años al Lido Bar. Así que descontamos que la calidad de los productos sea óptima, tanto en presentación como en sabor.

Milagros nos comentó que se le ocurrió la idea porque una de sus hermanas es casi una adicta para comprar comida desde el auto. Odia estar haciendo fila. Y cómo en la ciudad hay muchos locales que venden empanadas y ninguno tiene un sistema de venta auto-empanada, pensó que esta modalidad podría ser explotada. Todavía todo es muy nuevo para saber el éxito que podría tener esta iniciativa.

“Comenzamos el lunes, salimos un ratito a recorrer, para pasearnos y algunos se sorprendían al ver que vendíamos empanadas. Ayer, nos sorprendió la cantidad de productos que vendimos, para ser el primer día de venta efectiva”, nos dijo Milagros. Vendieron 200 de las 400 que pueden vender sin necesidad de reabastecerse. Hoy hicieron una parada en el complejo Barrail, entre Artigas y la Costanera a pedido de los que estaban trabajando en una construcción.

No tienen itinerario definido. Todos los días salen aproximadamente a las 06:30 de la mañana desde Villa Elisa donde tienen la fábrica de empanadas, propiedad de Darío Medina, tercer socio del emprendimiento.  Salen a recorrer de lunes a lunes y los fines de semana serán destinados a trabajar en eventos. Milagros nos dijo que pueden adaptar sus recorridos de acuerdo con los pedidos que reciban. Terminan a las 20:30.

Milagros Alejandra Escauriza Troche, de tan solo 20 años, es la ideóloga del proyecto.

Milagros Alejandra Escauriza Troche, de tan solo 20 años, es la ideóloga del proyecto.

El camioncito que utilizan tiene una carrocería adaptada para las necesidades del proyecto. En su interior instalaron una refrigeradora, una freidora y un horno, aparte de la vitrina. Trabajan en el vehículo, un chofer y una persona encargada de atender a los clientes. Cuando el vehículo está estacionado, el chofer se encarga del cobro. “Con el tiempo pensamos incorporar al vehículo un altavoz o una musiquita para que la gente nos identifique cuando estemos pasando por sus calles”.

La venta callejera de empanadas es una actividad de vieja data, pero los tiempos han cambiado. Antes se hacía en canastos que los vendedores llevaban en el brazo. Después incorporaron vehículos. Famoso era que paraban donde había obras en construcción. Luego llegaron Don Vito, Santa Fe, Benditas y con sucursales en varios sectores de la ciudad acortaban la distancia entre los comensales y las empanadas. Ahora llegó el turno de la camionada. Esperemos a ver que le depara el destino.

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *