El asado paraguayo se instala en Nueva York

8 julio, 2021

Otra de nene

Nene comenzó a trabajar a los 14 años. A los 18, ya tenía un puesto de venta de bananas en el Mercado de Abasto. A los 20, su ambición lo llevó a viajar a Nueva York en donde comenzó a trabajar en lo más primario de la construcción: la demolición. Trabajando día y noche logró convertirse hoy en un pequeño empresario. Hace poco compró una carnicería y después un restaurante. Y quiere marcar territorio poniendo un hito de nuestra cultura en la Gran Manzana: el asado paraguayo.

Juan Manuel Cardozo, más conocido como Nene, tiene 45 años. Está casado con Cecilia Cabrera con quién tuvo siete hijos, en realidad ocho, una niña se les murió. Carmen es la hija mayor y tiene 17 años. Como nacieron allá, todos son americanos. En el Día del Padre, Nene inauguró su restaurante llamado Paraguayan Steakhouse, que está situado en el 53-76 65 Place Maspeth, Distrito de Queens,11378 cerca del corazón de la Gran Manzana.

Su plato fuerte es el asado paraguayo, porque quiere tener una identificación propia y hacer conocer la cultura gastronómica de nuestro país en la capital del mundo, y así hacer frente a la competencia de los brasileños, uruguayos y argentinos, que proceden de esa manera. Carbón, parrilla, cortes como costilla, vacío, tapa, colita, condimentados solo con sal; acompañados de embutidos varios, sopa paraguaya, chipá guazú y mandioca. Lo mismo que el maestro Salim Leyzman -doctor en asados- está tratando de posicionar como el asado paraguayo contemporáneo, en el ámbito internacional.

El plato normal que en realidad consiste en una pequeña parrillita cuesta 25 dólares, mientras que el plato para “hombre grande” 35 dólares, incluyendo los acompañamientos. Paraguayan Steakhouse vende también milanesas, de carne y de mondongo, marineras, chipas y sobre todo empanadas, las tradicionales hechas a bases de carne vacuna y fritas. “Queremos tener aquí un pedacito de Paraguay”, dice Nene a través de la comunicación telefónica.

El restaurante se inauguró oficialmente el pasado 20 de junio, Día del Padre, pero ya estaba funcionando como local gastronómico, pero con otro nombre. Los principales clientes son los miembros de la colectividad paraguaya, pero cada vez son más numerosos los de otras nacionalidades. Nene calcula que el 80% son paraguayos y el 20% extranjeros. Queens el distrito donde está ubicado Paraguayan Steakhouse, es el más cosmopolita de todos los distintos de Nueva York. Abre todos los días a partir de las 11:00 a 21:00 con una capacidad para 60 personas en total.

frente del local

Hasta aquí la historia oficial del restaurante. La historia personal de Nene es todavía más interesante. Juan Manuel Cardozo, es natural de Caraguatay, una ciudad del Departamento de Cordillera, donde la mitad de sus habitantes vive en Nueva York y la otra mitad sueña con hacer lo mismo. Comenzó a trabajar desde muy chico, ni siquiera quiso terminar sus estudios de la secundaria. A los 18 años, ya tenía su propio negocio de venta de bananas en el Mercado de Abasto.

Y a los 20, su mirada ya estaba puesta en Nueva York. Le pidió a una prima que ya vivía en esa ciudad que le de alojamiento por un mes y partió rumbo a la aventura. Como todos los paraguayos que recién llegaban, se inició en la construcción. Hacía horas extras para ganar unos dólares más. Trabajaba de lunes a sábado y los domingos los destinaba a lavar su ropa. Hoy tiene su propia empresa dedicada al sector de la construcción. Se llama Heavy Duty Construction.

“Mi vida es una lucha, pero todo buen paraguayo nunca retrocede, trata de salir adelante. No es fácil pero siempre se tiene que sacar la fuerza de algún lado para seguir, yo trabajo acá hace 24 años, ahora tengo 45 años cumplidos y en el 2018 se nos presentó la oportunidad de comprar una carnicería y pensé que era el momento de abrir nuevas puertas y crear nuevos puestos de trabajo. Aprendí muchísimo y nadie creía que yo nunca fui carnicero”, nos dice Nene.  La carnicería terminó siendo un almacén bajo el nombre de Paraguayan Meat Market, ubicada en el Northem Boulevard Corona, Queens, NY 11368.

“Encontramos un tesoro”, dice Nene. Aparte de carne y embutidos que ellos mismos fabricaban vendían yerba mate, chipitas, remedios refrescantes, etc. Para la familia es todo un orgullo porque comenzaron a socializar con los compatriotas residentes y con los extranjeros dando a conocer un poco más acerca de Paraguay, y recibió el apoyo de propios y extraños.

el asado paraguayo

El asado paraguayo: carne, sobre la parrilla a carbón, embutidos varios, sopa paraguaya, chipa guazú y mandioca. (Fotos gentileza de Paraguayan Steakhouse)

Un año y medio después, “se me presentó otra oportunidad” y compró el restaurante de un compatriota no pudo sostenerlo a raíz de la pandemia.  “Fui un poco atrevido porque en poco tiempo asumí otro negocio, pero de esta manera puedo encontrarme con la gente, hablar en guaraní. Podemos mostrar lo que es Paraguay y yo creo que la comida se puede romper las barreras de nuestras culturas diferentes. Se le quiere mucho a nuestro país, sin embargo, muchos no saben ni dónde queda por eso es importante transmitir nuestra cultura, y a través de la gastronomía se puede llegar mejor, para que conozca mejor”.

Inicialmente, Nene había pensado en habilitar una hamburguesería, pero luego desistió de la idea y siguió operando como inicialmente estaba hasta que se decidió por el Steakhouse, que ya debió inaugurarse en diciembre del año pasado. El pasado 20 de junio fue la inauguración oficial. Su carnicería provee la carne, ellos elaboran sus propios embutidos y en el futuro espera contar con productos Ochsi en su restaurante. También espera tener carne paraguaya, que próximamente podría llegar al mercado de Estados Unidos, una vez cumplidos todos los trámites y requisitos pertinentes.

Nuestro entrevistado tiene otros planes de expansión para su negocio. “Quiero empezar a agarrar inversionistas para hacer una empresa dedicada a la industria de la comida. La idea es emitir acciones y de esa manera cualquier paraguayo a través nuestro puede hacer un buen movimiento financiero. Todo legal por supuesto. Yo gano mi dinero, no necesito más capital, pero quisiera brindar esta oportunidad a mis compatriotas”, nos dice finalmente Nene y nos deja pensando adónde hubiera ido a parar si su formación no se limitara solo a la escuela primaria.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.