“No hay de donde sacar para pagar los salarios”

26 marzo, 2020
elvinomasinteresante

Foto de archivo de Oliver Gayet, presidente de la ARPY y uno de los principales referentes del mundo del vino en nuestro país.

Oliver Gayet, presidente de la ARPY (Asociación de Restaurantes del Paraguay) dijo que la realidad a la que se enfrentan hoy día los locales gastronómicos, a raíz de la crisis originada por la pandemia del coronavirus, es que no hay dinero para pagar los salarios a fin del mes de marzo. Rechazan la idea de tomar créditos porque no saben si dentro de tres meses estarán en condiciones de pagar esos préstamos y vaticinó que desde el 1º de abril habrá un masivo pedido para suspender los contratos con los trabajadores.

“Nada está claro aún”, dijo cuándo le preguntamos cómo recibieron en el sector gastronómico las medidas propuestas por el Gobierno. “Están medio que, no saben qué hacer. Proponen cosas pero eso no resuelve el problema de fondo. Proponen créditos y pago de todo en tres meses. Pero nada nos garantiza que en tres meses podamos pagar esos créditos y nuestros gastos comunes, Ande, Essap y otros. Es dilatar, para muchos es como una muerte anunciada”, dijo más adelante.

No están conformes con las soluciones que la ley de emergencia económica propone para la situación laboral. “Nos piden que pongamos el hombro y paguemos los salarios de marzo. Muchos no tienen como hacerlo y la opción crédito es casi suicida”, asevera.

Y agrega: “La verdad es que ese crédito hay que pagarlo después y no sabemos de dónde vamos a sacar el dinero. El crédito al 7% es inviable, tiene que ser a 0% o 1%. Nadie quiere tomar un crédito y mucho menos pagar intereses por algo que nosotros no queremos o pedimos. Nosotros estamos sacando créditos para pagar salarios porque no tenemos entradas. Es suicida sacar préstamos, algunos se verán en la obligación para cubrir salarios o sino dejaran a sus empleados en la calle. El BCP no se pronuncia hasta ahora al respecto”.

Dijo luego que la mejor opción que les queda para evitar que tengan mayores pérdidas es pedir la suspensión de los contratos de trabajo. “Probablemente, sea en masa a partir del 1 de abril. Nadie va a poder mantener funcionarios pagando los salarios sin trabajo. Algunos restaurantes que hacen delivery y que están sosteniendo sus unidades de trabajo probablemente pedirán la suspensión del trabajo de todos los mozos. Tal vez algunos hagan suspensión de trabajo parcial y otros total. El Gobierno no quiere eso porque significa que mucha gente quedara sin entradas”.

¿Están al borde del colapso?

Yo llamaría colapso a una etapa en que las empresas cierren, que tu personal formado durante años, tu gente de cocina que ya está entrenada y sabe tus platos, sean despedidos y que aprovechándose de la situación aparezca otro que tiene más dinero y le proponga un buen salario y te lo saquen. El colapso, sería el quiebre técnico, llamar a acreedores.

Los que tenemos locales propios volveremos a abrir bajo otro nombre, con otro RUC más adelante. Pero eso conlleva a unos meses sin nada. ¿Y la gente que vive de esto, empleados y empleadores?. La gente tiene el concepto de que los empleadores somos ricos y que los empleados son los pobres. Los empleadores son esclavos de sus negocios y ganamos lo que podemos. Ricos no somos. Ricos, los gastrónomos no somos, los que vienen e invierten en gastronomía es otra historia, pero esos no son los gastrónomos, son inversores, es otro punto de vista. Inversores que este año no podrán ganar dinero y probablemente tendrán que sacar un poco más de su bolsillo para cubrir las pérdidas de la empresa. Porque les sobra.

Para la ARPY y los gastronómicos nuestro mayor deseo es poder continuar ayudando  y soportando a nuestros empleados que son unos de nuestros bienes más preciados, pero la realidad actual lo hace cada día más imposible.

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *