The Brooklyn Hotel “juega” con los tragos

10 abril, 2017

El trago reposa dentro del ahumador. Todavía se nota el humo. Se trata del Luxurious Smoke que tiene base el whisky. Es uno de los preferidos por la clientela.

The Brooklyn Hotel renovó recientemente su carta de tragos y comidas reafirmándose en la intención de marcar hitos en la coctelería y su combinación con el sushi. Pero ahora agregaron la idea de que el cliente debe interactuar con el bartender a través del ejercicio de un ritual en la preparación de los tragos. Además agregaron otros platos a más del sushi que juntos a los cócteles amplían la paleta de sabores  de este local que busca mantenerse en la vanguardia.

Sigue siendo el único bar speakeasy de la ciudad. Tiene actualmente cerca de 3.000 miembros y sólo ellos y sus referidos pueden ingresar al local. Creado en el 2014 fue uno de los pioneros en la alta coctelería. Ahora decidieron darle un refresh al concepto porque el local está tal cual fue concebido. Con todas sus habitaciones habilitadas. Solo que la competencia hoy día es tan alta que hay que buscar permanentemente innovaciones o nuevos atractivos.

Por eso, desde marzo pasado, Lorena Basili ocupa la gerencia y desde allí adoptaron cambios en la barra, en los cócteles y en la gastronomía. En la nueva carta que presentaron recientemente pretenden unir todos los sabores que oferta en una experiencia única con la ayuda de eventos y programas especiales en cada una de las noches. “No es sólo para venir a tomar y comer algo rico”, nos dice Lorena.  Ya no se conforman con eso de que el cliente llegue para comer de buena manera.  El lema  de la nueva temporada es BeTheBestOrBeNothing  (Se el mejor o no seas nada).

Brooklyn Hotel (5)

El Holy Bible, un trago que va dentro de una petaca escondida en una pequeña biblia. Lleva Ketel One Vodka, Gin, Aperol, jengibre, menta, limón, flores comestibles y rayadura de limón.

Los cambios principales se dieron en los tragos. Hay una nueva carta que sigue siendo tan extensa como la anterior. Hay nuevos cócteles pero siguen en la lista muchos de los que fueron clásicos en las temporadas pasadas. Lo principal es que ahora la coctelería se volvió más escénica. Existe toda una puesta en donde los bartenders desarrollan su labor con el auxilio de “pequeños juguetes” en presencia de los clientes a quienes incluso se les comenta la historia que encierran los tragos, generándose así “el ritual” que en el World Class Paraguay tanto recomiendan para que los clientes tengan una experiencia que va más allá del mero consumo ocasional.
Brooklyn Hotel (3)

Entre los numerosos “juguetes” nuevos de los que hacen gala los bartenders están los ahumadores, sifones, infusionadores y jaulas.  El “Luxurious Smoke”, de la foto,  se prepara en una caja transparente donde se quema la hierba con la cual se ahúma el vaso primero y luego todo el trago que lleva los siguiente ingredientes: Johnnie Walker Golden Reserve,  Blend infusionado, mix de cítricos, miel y pimienta (59.000 guaraníes).  El trago normalmente se prepara en la barra de la cual se tiene buena vista en todo el salón o en el caso que así lo requieren se prepara en la mesa de los clientes.

Brooklyn Hotel (7)

El Coney Island. En la copa luce el algodón de azúcar. En la botellita la bebida preparada a base de: Ciroc Berry Vodka, arándanos, menta y almíbar de cedrón. Se vierte sobre el algodón que va derritiéndose poco a poco y así se completa el trago.

Otros de los cócteles  súper estéticos es el Coney Island que se elabora con un algodón de azúcar, los típicos que uno suele comer en la niñez, servido como una pequeña montaña en medio del copón. Sobre el mismo el bartender va vertiendo un preparado que contiene Ciroc Berry Vodka, arándanos, menta y almíbar de cedrón. Mientras el líquido cae el algodón de azúcar se va derritiendo formando un líquido homogéneo que termina convirtiéndose en el trago (58.000 guaraníes).

Todos los tragos tienen historias que se originan en la época en que los Estados Unidos regía la ley Seca, allá por la década del 1920. Están relacionadas a personajes del hampa porque The Brooklyn Hotel era el lugar donde los mafiosos se reunían secretamente para burlar los controles de la Policía. Los comentados más arriba son los tragos que más éxito están teniendo en esta nueva temporada. Se unen así a un clásico del lugar: el Unión Pacific: Ciroc Vodka, Te Earl Grey, Jugos Cítricos, Aperol y almíbar de jengibre (96.000 guaraníes p/2 personas). El cóctel se prepara en una réplica en miniatura del famoso tren en que los delincuentes de aquellos tiempos transportaban el whisky para el contrabando.

Brooklyn Hotel (8)

Un trago que es un postre. Dolce Temptation: Café Dolce Gusto cortado, helado crema Americana, Ciroc Coconout y almíbar de canela. Viene acompañado de unos bocaditos dulces.

Aparte del uso de “juguetes” la mixología del The Brooklyn Hotel se caracteriza por el abundante uso del whisky, como está marcando la actual moda en la coctelería. No faltan tragos con vino y los clásicos.  Tampoco los que hacen el papel de postre como el  Dolce Temptation: Café Dolce Gusto cortado, helado crema  Americana, Ciroc Coconout y almíbar de canela (54.000 guaraníes).

Yendo a lo gastronómico. El sushi se renovó. Sigue siendo una de las cartas de presentación pero ahora está acompañado de varios platos de fondo y ambos se caracterizan por los intensos sabores que le imprimen a fin de conjugar mejor los platos con los tragos. Aparece el  famoso sushi negro teñido con la tinta de calamar. Varios de los rolls aparecen combinados con frutos rojos tales como los arándanos y frutillas. Hay variedad de sashimis, niguiris, tiraditos y ceviches.

Brooklyn Hotel (12)

Un sushi preparado con arroz teñido con tinta de calamar coronado con queso crema y trocitos de frutilla a punto de caramelo.

Ampliaron la gama de comidas al plato introduciendo, por ejemplo, un Fettuccini con salsa de calamar, arroz con mariscos, ensalada de langostinos y salmón ahumado, pollo y vegetales al wok, el lomo Brooklyn, medallón de cerdo con salsa de mburucuyá y un risotto con cola de camaron, pulpo y pescado blanco. Y también tienen toda una gama de entradas basadas en frutos de mar y entre ellos unas bombas de salmón, que llevan queso saborizado apanados con panko, que son la novedad en la materia y verdadera exquisitez que tuvimos la oportunidad de probar.

Cada noche es un tema. Están organizando programas y eventos especiales para cada día de la semana. Los lunes son de sushi libre. Por 130 mil guaraníes uno consume todo lo que quiere o todo lo que puede. También se sirve a la carta. Los martes son las noches de hombres y el miércoles el Ladies Night. Los jueves todavía no tienen definido qué programa ejecutarán, mientras los viernes son de música en vivo. Los sábados implementaron los happy hours.

Brooklyn Hotel (14)

Otro de los rolls de sushi con toque de cebolla morada y hojas de menta. La cocina de The Brooklyn Hotel está a cargo de Gustavo Merlo y la barra de tragos es dirigida por César Rodolfo Campos y Sonia López.

Lorena nos comentó que cada noche buscan que la concurrencia tenga un plus especial. Uno de los martes aplicaron lo que llaman la Rifa Invertida. Costaba 30 mil guaraníes y el premio era un King George.  Se iban eliminando los nombres de los que compraban y el último era el ganador. “La idea es renovar estas actividades cada martes y para los otros días también tenemos descuentos en tragos que llevan whisky, descuentos en rayas de whisky o un 20% de descuento en rollos de sushi y 2×1 de tragos para las chicas”, agregó.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.