“Tenemos que aprender a vender lo nuestro”

17 septiembre, 2015

teresitaTeresita O´Hara estuvo semanas atrás en Lima, Perú, dando charlas sobre cocina paraguaya y dando a conocer productos de nuestra tierra. Nos contó que varios de ellos “causaron sensación”, lo cual resulta llamativo, cuándo que acá nos parecen tan poca cosa. “Nos falta esa actitud para saber y aprender a vender lo nuestro”, expresó luego de palpar el interés nada menos que en una ciudad, considerada la capital gastronómica de Latinoamérica.

Por ejemplo comentó que se quedaron embobados con el cocido quemado “por lo que sucede con el humo, por el olor que despide, por el aroma, la gente se queda oliendo y es impresionante ver eso”, pero además contó que impactó el chipa mestizo.  “Les digo que el mejor maridaje para el cocido quemado es el chipa mestizo y les hago probar como si fuera una cata”, nos dice luego.

“Siempre hago mucha chipa, en todos los países que voy, esta vez solo hice el mestizo pero según los tiempos de que disponga a veces hago el de almidón cien por ciento, el chipa manduvi”, agrega.

Durante su estadía en Lima, Teresita dictó charlas en la Universidad San Ignacio de Loyola y en el Instituto Cordon Bleu, dos prestigiosos centros de enseñanza de gastronomía. También asistió a Mistura, la mayor feria agro gastronómica de América Latina, en donde  entró en contacto con los principales chefs y cocineros del Perú. Allí aprovechó la oportunidad para hacer conocer el terere. “Todo el mundo estuvo tomando terere”, aseguró.

Fruto de ello es que Virgilio Martínez, el cocinero número uno del Perú y cuarto del mundo, tras su fugaz visita a nuestro país llevó muestras de yerba mate con el objeto de cultivarlo e investigar su uso en productos gastronómicos.

OharaCollagePeru

Fotos de Teresita O´Hara en su última visita al Perú. A la izquierda, junto a Gastón Acurio, creador del restaurante Astrid&Gastón. Arriba, junto a Mitsuharu Tsumura, del restaurante Maido y abajo con las alumnas del Cordon Blue.

Las charlas que dictó versaron sobre la cocina paraguaya sencilla, según nos dijo fue más que nada una exposición acerca de los ingredientes. Por ejemplo, la sopa paraguaya en diversas presentaciones. “Preparé pastel mandi’o, como que allá tienen yuca, les mostré todo el proceso de elaboración. Algo totalmente nuevo para ellos, lo mismo ocurre con la sopa paraguaya”, apuntó al respecto.

“Fue buenísima la receptividad. En América Latina se puede ver que los ingredientes son todos iguales, el maíz hay en todos lados, la yuca también pero cada cultura lo trabaja de manera diferente. Nuestra harina de maíz no hay en otro lado, la técnica con que trabajamos tampoco. Y por más que ellos tengan el maíz, los sabores con que se encuentran son diferentes y eso es lo que cautiva. Nuestra masa, de la mandioca para el pastel mandi’o, no tiene nadie, no lo vi todavía”, continúa

Teresita recordó incluso que la masa de mandioca también llamó mucho la atención cuando en Argentina asistió a un programa de Utilísima, para presentar el pastel mandi´o. “La gente se prendió cuando vio una masa que tenía la misma elasticidad de una masa de trigo, que podes estirar con el rodillo, armar tartas y no podía creer que se pudiera hacer semejante masa sin usar nada de gluten”, rememoró. Y hablando de Argentina, nos informó que recibió una invitación del prestigioso Instituto Argentino de Gastronomía (IAG) para dictar las mismas charlas que dio en el Perú.

Nuestros platos, nuestros sabores, son cosas que para nosotros nos parecen muy poca cosa, y sin embargo son productos que causan sensación afuera…

“Nuestros platos, nuestros sabores, son cosas que para nosotros nos parecen muy poca cosa, y sin embargo son productos que causan sensación afuera. En Perú vos pones una Causa, que no es otra cosa que un puré de papas con productos metido adentro con diferentes sabores, y sin embargo, ellos te dicen que es lo máximo porque aman su cocina. Es lo mismo que nosotros digamos: “aquí tenés un pastel mandi’o y no te imaginas lo que vas a probar”. Nos falta esa cosa de saber vender los nuestro”, reiteró.

El viaje de la entrevistada se realizó con el objeto de firmar convenios con centros de enseñanza de gastronomía del Perú para realizar programas de intercambio de profesores y alumnos con la Escuela Integral de Gastronomía, que dirige en nuestro país. Ya se firmó el convenio con la Universidad San Ignacio de Loyola y quedó pendiente de una corrección el acuerdo con el Cordon Bleu. Teresita aprovechó su estadía en Lima, para relacionarse con sus colegas peruanos y para visitar los principales restaurantes de la ciudad.

“Me impresionó el amor a sus ingredientes, y eso que decimos una y otra vez con la calidad de los ingredientes, cuando usas buenos productos no hace falta disfrazarles con nada, los sabores son los que prevalecen. Por supuesto, están las cosas maravillosas de los restaurantes top de Lima, muchas de esas cosas maravillosas están en la presentación y en los recipientes que presentan”, nos dijo finalmente.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *