Emiliana trae sus vinos para conquistar al Paraguay

28 febrero, 2014

Emiliana (3)

Viñedos Emiliana, una de las top ten de Chile quiere conquistar el mercado paraguayo adelantando seis de sus etiquetas de vinos orgánicos en las líneas Adobe, Novas, Coyam y Gê, por intermedio de la Distribuidora Gloria SA. Coyam y Gê son además vinos biodinámicos, algo así como los vinos de última generación.

José Tomás Urrutia, director de exportaciones para Latinoamérica de las Viñas Emiliana vino al país como inicio de una campaña para tratar de posicionar la marca en nuestro mercado. Paraguay se convirtió en el cuarto mercado más importante para las exportaciones de vinos chilenos en América Latina, detrás de Brasil, México y Colombia.

“Paraguay es un mercado bastante importante, que va creciendo y nuestra idea es poder potenciarnos aquí ya que estábamos un poco flojos. Somos muy fuertes en Brasil, y estamos fuertes en  otros países como Uruguay, Costa Rica, Ecuador pero nos faltaba el mercado paraguayo”, expresó Urrutia en un contacto con nuestra página.

“Queremos posicionarnos muy bien en el mercado doméstico de Paraguay, en Asunción, poder hacer marca en los diferentes restaurantes, tiendas especializadas,  en los medios y vamos a entrar como un vino de tremenda calidad, un vino Premium”, agregó sin dejar de reconocer que la importancia del mercado paraguayo es porque desde aquí los vinos se reexportan a vecinos países.

“Empezamos recién, hace cuatro meses, queremos posicionarnos como una marca fuerte. En Chile somos una viña grande, estamos en el top ten de las viñas mas exportadoras, y tenemos una proyección muy fuerte en Paraguay, queremos posicionarnos en el mediano plazo, entre las viñas chilenas top ten en Paraguay”, siguió diciendo.

Viñedos Emiliana produce 26 vinos certificados como orgánicos, de los cuales presentará en nuestro medio solo 6 etiquetas, que son las siguientes:

Adobe, Reserva, etiquetas Carmenere, Merlot y Cabernet Sauvignon
Novas, Gran Reserva, Cabernet Sauvignon
Coyan, Premium, vino icono, biodinámico: 38% Syrah, 31% Carmenere, 19% Merlot, 10% Cabernet Sauvignon, 1% Mourvedre, 1% Malbec
Gê, Premiun, vino icono, biodinámico  45% Carmenere, 40% Syrah, 15% Cabernet Sauvignon

La descripción de estos vinos, la ficha técnica, asì como las notas de catas podrán encontrarlas en la siguiente dirección de internet: http://www.emiliana.cl/es/our-wines/biodynamic/ge/

“Esperamos ahora aumentar el portafolio; Emiliana tiene un amplio portafolio, de vinos certificados orgánicos, partimos con 6 y desde este año pensamos ampliarnos sobre todo en la línea Novas y Adobe”, agregó Urrutia.

emilianaLos vinos de las líneas Adobe y Novas (orgánicos) tienen los precios más económicos (Gs. 25.000  y 33.750, respectivamente) mientras que los vinos Coyam y Gê (biodinámicos), vinos íconos, tienen precio de 88.167 y 217.000 guaraníes respectivamente.

Si bien hoy día existe una tendencia mundial a producir vinos orgánicos, Viñedos Emiliana trata de posicionarse en los mercados latinoamericanos como un vino de alta calidad y con excelente relación de precio, ya que el tema de vinos orgánicos no ha prendido a diferencia de lo que ocurre en el mercado europeo y sobre todo en los países escandinavos. “No existe gran demanda de vinos orgánicos”, expresó Urrutia refiriéndose a América Latina.

Viñedos Emiliana, tiene la viña orgánica más grande del mundo y a nivel mundial es uno de los dos mayores exportadores de vino orgánico. En el 2010 exportó 230.000 cajas y en el 2013, 460.000 cajas de vinos orgánicos, que cuentan con la certificación IMO, Suiza, mientras que sus vinos biodinámicos están  certificados por DEMETER.

ORGANICOS Y BIODINAMICOS

Los vinos orgánicos son producidos con uvas cultivadas en forma orgánica, es decir que los cultivos no son tratados con agroquímicos. Además en los campos se fomenta el  desarrollo de la biodiversidad, es decir la convivencia de varias especies en un mismo espacio físico.

También existen algunas restricciones en la bodega como el uso de sulfitos (conservantes) cuyo porcentaje debe ser menos de la mitad que la utilizada en un vino convencional. La menor cantidad posible de sulfitos que permite ser un vino de guarda.

“Coyam se puede guardar 12 años, Gê 15 años, con lo cual se derriba el mito de que los vinos orgánicos no sirven para guarda”, expresó nuestro interlocutor.

En el caso de los vinos biodinámicos, aparte de la agricultura orgánica se utilizan otros conceptos. Por ejemplo, el campo donde se cultivan las uvas se maneja como un lugar cerrado.  La intervención del hombre no debe alterar los equilibrios biológicos naturales del campo, sino que debe tender a conservar el balance existente.

Para el cultivo se sigue el calendario biodinámico teniendo en cuenta que las plantas están expuestas a la luz proveniente del sol, la luna y los planetas, que tienen ciclos y ritmos regulares. Se programan las diferentes actividades agrícolas usando el calendario biodinámico, para así obtener mayor calidad en los vinos.

Para que sea un vino biodinàmico tiene algunas restricciones en la vinificación, como que tiene que usar levaduras nativas solamente, no comercial, tiene también el tema de los sulfitos y no pueden usar clarificantes.

CONVICCION Y NO MODA

Siguiendo con su intervención Urrutia expresó: “Ahora muchas bodegas comienzan a producir vinos orgánicos siguiendo la tendencia mundial, pero viñedos Emiliana ya comenzó esto en 1998 cuando todos creían que esto era algo ilusorio, cuando nadie apostaba a lo orgánico. Emiliana hace esto no por moda sino por convicción de los dueños que creían que se podrían lograr vinos de muy buena calidad a través de este tipo de agricultura y aparte ayudar a preservar el medio ambiente, conservar la  tierra, y evitar la desertificación de los suelos”.

“Nosotros creemos que un vino orgánico es sinónimo de calidad. El vino orgánico no tiene ningún agroquímico en la tierra, entonces tienes un vino más auténtico, en un vino convencional tu le entregas todos los nutrientes de una manera fácil a la uva. Entonces cuando se  entrega todo directamente a la planta, y considerando que los agroquímicos son iguales en todas partes, de alguna manera se homologan ciertas características en la uva”.

“En un vino orgánico tu no tienes ninguna de estas características que homologuen la uva, es una uva más sana, más auténtica y le mantienes a la planta en stress. La planta tiene que enterrar mas la raíz para obtener los nutrientes por sí sola; absorbe los nutrientes de cada campo, por eso se dice que es un vino que representa mejor las características del terroir”, dijo finalmente nuestro entrevistado.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.