La música da ganas de comer empanadas

17 octubre, 2022

El público sentado ordenadamente consumiendo empanadas esperando el inicio del show, mientras el escenario, a la izquierda, está listo para recibir a los artistas.

Como ya ocurrió el 2 de octubre pasado durante el Pulp Empanada Fest, el sábado y domingo últimos en la Expanada el momento culminante de los eventos se registra cuando actúan los artistas musicales convocados. Lo de culminante no es solo por la concurrencia sino por la venta del producto estrella. Lo que falta dilucidar es si la música provoca o motiva el consumo de empanadas o se trata de algo así como “ya que estamos comamos una de jamón y queso”.

La Expanada se realizó en el Centro de Convenciones Mariscal, durante el sábado y domingo, pasados. El Pulp Empanada Fest, dos semanas antes en la Avenida Costanera. Tuvieron el mismo modelo de evento, una con puestos de las más conocidas marcas de empanadas y actuación de conjuntos musicales, en el horario que va desde el atardecer a la noche. Néstor Lo y Los Caminantes y Mente Nativa animaron en la Costanera. En el Mariscal actuaron La Nuestra, Pat and the Jurassic Band, Purahei Soul y La de Roberto.

La de Roberto durante su actuación en el Mariscal. Fue el momento en que mayo público se reunió con motivo de la Expanada.

Idéntico panorama se registró el fin de semana pasado en el Centro de Convenciones Mariscal. Floja asistencia de público, salvo en los horarios de actuación de los músicos. El domingo fue el día de mayor concurrencia. A las 18:30 comenzó el show de Purahei Soul y la platea ya se estaba llenado, pese a que coincidía con el horario del clásico. Después cuando La de Roberto subió al escenario se avivó la Expanada que parecía muy raquítico el resto del día.

Coincidentemente, la venta de empanadas se disparó en los distintos puestos de venta. Hubo lapsos durante el mediodía en que el público concurría a comprar empanadas para llevar. La feria estaba habilitada durante casi todo el día. Muchos expositores “estaban felices”, varios se “quedaron sin empanadas” y “otros aprendieron” fueron algunas de las expresiones utilizadas por Santiago Alberio, el principal responsable de la empresa organizadora.

En horas de la tarde del domingo, llegó mucha gente al Mariscal. Aumentó la asistencia durante los números musicales. Antes, durante y después de los shows fueron los momentos de mayor venta de empanadas.

“Nuestra experiencia es recontra positiva, ya estamos haciendo planes para el año que viene, aprendimos un montón”, agregó luego.  Según el escrutinio realizado unas 3.000 personas asistieron en total en ambos días. En cierta manera la Expanada fue “madrugada” por el Pulp Empanada Fest que tuvo «la iniciativa», pues se realizó días antes. Y aunque parezca muy redundante hacer el mismo tipo de evento con un intervalo de apenas 15 días, todo indica que es una buena fórmula la asociación Música con Empanada.

Es difícil diferenciar cual es el verdadero motivo por el cual el público asiste a estos eventos. Para los jóvenes, la cartelera de espectáculo es muy atractiva y es sumamente práctico encontrar en un solo lugar las principales marcas de un producto que estamos acostumbrados a comer casi a diario y en diversos horarios. En ambos casos se cobraron entradas a costo popular. Y las empanadas también tienen precios accesibles.

Había hasta pequeñas colas frente a los stands para la compra de empanadas. Fotos Gentileza

Las marcas que estuvieron en Expanada no estuvieron en la Costanera, salvo unas pocas que repitieron. Lo que da para pensar, como sería una jornada única con la participación de todos. El resultado de ambas jornadas abre un abanico de posibilidades que seguramente ya estarán analizando los organizadores y desarrolladores de eventos, así como los responsables de las empresas que estuvieron presentes para promocionar sus productos o servicios.

En la Expanada estuvieron presentes Tucu y me voy, Veintiséis, Camionada, Las Salteñas, El
Abuelo, Veganoite, La Guitarrita, Quiero Más, Ña Virginia, Mingo, Benditas, Don Vito, París, Alberdín, Territorio Chop, Don Oso y Don Ramón.

 

Comments

comments

COMENTAR