Se desbordó la feria de comida japonesa

4 octubre, 2022

En la foto aparecen de derecha a izquierda Mika Nishijima, Richard Moriya, Yasushi Fukui representante adjunto de JICA Paraguay, Yoshie Nakatani, embajadora del Japón, Nelson Benítez, Eduardo Higaki Pte. de la Asociación Japonesa de Asunción, Victor Cogliolo y Sacchiro Tanaka maestra de ceremonia, con el impresionante fondo de la multitud.

El Nihon Matsuri fue un éxito total de público. Calcularon que iban a concurrir 2.500 personas y llegaron al doble de esa cantidad. Ese hecho creó un problema de logística a la hora de vender los tickets de comida y al momento de entrega de los pedidos. Además, este año inauguraron una nueva modalidad que incluía la venta on line de los platos y el retiro mediante código QR. A pesar de los inconvenientes, los organizadores y asistentes estuvieron chochos de la vida.

El Complejo Deportivo de la Asociación Japonesa de Asunción, ubicado en la ciudad de Villa Elisa, se vio desbordado el sábado durante la celebración del Nihon Matsuri que consistió en un evento artístico, cultural y religioso que incluía una feria de comidas japonesas con más de 50 platos en oferta a cargo de 30 empresas gastronómicas de la ciudad.

“El evento superó todas nuestras expectativas, la gran cantidad de público nos complicó un poco porque hubo atrasos en la entrega de los productos”, nos señaló a manera de autocrítica Eduardo Higaki, presidente de la Asociación Japonesa de Asunción. “Es una tarea que nos queda pendiente para el año próximo”, agregó.

“La idea era que la gente pueda comprar los platos de manera anticipada pero los stands no estaban familiarizados con el uso de la aplicación y mucha gente se quejaba de que en los puestos no podían leer el código QR. Se nos pasó el hecho de que debíamos capacitar a la gente para agilizar el proceso y nos complicó más el hecho de que había mucha gente”, siguió explicando.

La gran multitud que se congregó creó luego problemas en la venta de tickets y platos. El éxito de la convocatorio desbordó el servicio.

Los organizadores del Nihon Matsuri habilitaron una plataforma a través de un sitio web donde con el menú on line uno podía hacer sus pedidos anticipados. El comprador recibía un código QR que tenía que presentar el día del evento para retirar sus pedidos con el objetivo de acelerar el tiempo de la entrega. Ocurrió todo lo contrario como los explicó Eduardo Higaki.

Ahondó más aun en la autocrítica diciendo que “lastimosamente ya no se pudo corregir esa falencia y la gente tuvo que esperar más tiempo, en vez de disfrutar del show y el espectáculo que se estaba desarrollando”. No hubo quejas respecto a la calidad de las comidas ni a la cantidad. Incluso nos mencionó que recogieron todas las opiniones que vertieron en las redes sociales. “Son válidas todas las sugerencias que nos hicieron”, añadió.

El gentío también creó demoras en la preparación de los platos. Muchos de ellos se tenían que preparar en el lugar y la demanda era superior a la capacidad de producción. Había colas en los stands que hacían esto. Pero la mayoría de los platos estaban preelaborados y esos no encontraron problemas. Algunos como el asadito de Wagyu se acabaron a las pocas horas. (el festival fue desde las 17:00 a las 23:00).

Otra foto de la gran multitud que se reunió el sábado en el local de la Asociación Japonesa en Villa Elisa. Fotos Gentileza.

El Nihon Matsuri es una celebración tradicional de la cultura japonesa, que aparte de expresión gastronomía, tenía componentes religiosos y artísticos de esa nación. Sin embargo, el 90 por ciento de los asistentes eran paraguayos, el 10% restante miembros de la colectividad japonesa, muchos de los cuales estaban presentes porque tenían que atender en los puestos de venta. El evento se realizaba en nuestro país después de una pausa de dos años a causa de la pandemia.

El festival contó con la participación de una estrella internacional. Toshihiko o “Toshi” Nakazawa, como se lo conoce. Es un reconocido bailarín de música moderna, hip hop, popping y otros estilos, radicado en Estados Unidos. Este artista reside en Nueva York, pero cada año viaja a Japón para ofrecer seminarios, talleres y actuar en una serie de escuelas. Aparece con frecuencia en comerciales y programas de TV y radio. Y vino al país gracias a una invitación de la embajada en Paraguay.

“En general el evento fue un total éxito, no hubo incidentes, y la gente fue consciente con el tema basura cero, que es el lema que siempre nosotros aplicamos en estas actividades. Los animadores del festival permanentemente lanzaban consignas al respecto. La jornada terminó y no hubo basura en el suelo, el público entendió el mensaje” dijo finalmente le presidente de la Asociación Japonesa.

 

Comments

comments

COMENTAR