Esperada vuelta a las ferias gastronómicas

18 octubre, 2021
Sentada o acostada la gente asistía al espectáculo musical mientras saboreaba sencillos pero deliciosos platillos acompañados de una conocida belga.

Sentada o acostada la gente asistía al espectáculo musical mientras saboreaba sencillos pero deliciosos platillos acompañados de una conocida belga.

El domingo pasado se realizó la Mesa Artois, un evento que aunó gastronomía, música y arte, aprovechando el levantamiento de las restricciones que nos impusieron durante la pandemia. Se trató de una alegre mirada hacia las tradicionales ferias gastronómicas que se realizaban en la ciudad y que se suspendieron totalmente a partir de la aparición del Covid 19. Y que de seguro están esperando para sacar carta de ciudadanía permanente.

El evento se realizó en el amplio patio jardín de una residencia particular situado en el barrio Villa Morra. Contó con la alianza del tiempo que se presentó con una amenazante lluvia en las primeras horas de la mañana, pero que se transformó a partir del mediodía, en una jornada con espléndido sol especial para disfrutar actividades al aire libre.

Fue organizado por la conocida marca de cerveza belga Stella Artois que a través de sus redes sociales realizó la promoción y vendió todas sus entradas, que costaban 50.000 guaraníes. Eso daba al asistente el derecho a una copa de la citada marca más la carga de una cerveza. Las demás cargas debían adquirirse, así como las ofertas gastronómicas que estaban disponibles, a precios accesibles.

Mesas y sillas dispuestas sobre el césped, así como mantones y almohadones en el suelo permitían que los asistentes pudieran disfrutar cómodamente de lo que había que tomar o beber, pero sobre todo permitía disfrutar de los números musicales contratados para animar la jornada. Había también preparado un mural donde los presentes podían hacer selfis o tomarse instantáneas fotográficas impresas en papel.

Estaba presente la conocida lettering María Inés Angula, una pionera en el arte de dibujar con letras. Su tarea consistía en personalizar el icónico cáliz (copas) que recibían los asistentes. Y tuvo mucho trabajo durante toda la jornada, siempre había cola en su puesto de trabajo. Los organizadores calculaban que asistirían unas 300 personas con rotación. Buena parte pasaron por el lugar.

La Mesa Artois se realizó el domingo en el jardín de una residencia en Villa Morra.

La Mesa Artois se realizó el domingo en el jardín de una residencia en Villa Morra.

Yendo a lo nuestro, podemos decir que es nada lo que podemos decir que pudiera agregar algo a las conocidas cualidades de la cerveza Stella Artois. Una cerveza lager muy elegante y sabrosa, una de las mejores de ese estilo que se puede encontrar en nuestra ciudad. La gastronomía estuvo representada por cinco sencillas ofertas de conocidos profesionales del medio.

Sofi Pfannl ofrecía Papas al estilo Pakuri (papas fritas con una salsa especial); Ale Mendieta tenía Bavette en cama de papas rosti, ensaladita verde con salsa de mostaza, en representación de su nueva marca Bernardino. A su lado, Xime Marsal tenía Baguettes gourmet de jamón serrano, roast beef y veggies, por Almacén del Plata; mientras que Wendy Glizt preparaba Tacos al estilo Baja California para Tacos Dealer. Por último, el pastelero Jimmy Benítez elaboraba un postre de cacao, frutos secos y caramelos cocinados con Stella Artois. Los precios oscilaban entre 20 mil y 35 mil guaraníes.

Las propuestas gastronómicas como vemos fueron bastante sencillas y fáciles de comer pues no había cubiertos. Preparados por profesionales de reconocida solvencia y sin muchas pretensiones, cumplían muy bien la función de ser un buen acompañante de la estrella belga del evento. Quizás lo único que llegó a hacerle un poco de sombra fue la actuación de: Los Panas Jazz Group, una banda fundada por el trompetista venezolano Jonathan Piñero, quién hizo gala del talento con que ejecuta ese instrumento, dando un petit concierto digno de destacar; y de Nico Vera, un notable músico y compositor que abreva también en los ritmos del jazz. Juntos fueron sin duda el mejor menú de la ocasión.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *