Desperdicio mundial de alimentos y Paraguay

23 julio, 2021
El 40% de la producción de alimentos se desperdicia a nivel global segun un informe de WWF Tesco. Antes era solo el 33% y contribuye según el estudio, con el 10% de todos los gases de efecto invernadero. (Foto gentileza WWF)

El 40% de la producción de alimentos se desperdicia a nivel global segun un informe de WWF Tesco. Antes era solo el 33% y contribuye según el estudio, con el 10% de todos los gases de efecto invernadero. (Foto gentileza WWF)

El 40% de los alimentos cultivados en todo el mundo no se consume. Se desperdician. La producción de esos alimentos utiliza gran cantidad de agua, tierra y energía por lo que los desperdicios tienen un alto impacto en el cambio climático. Así señala un informe de WWF ante la próxima cumbre sobre el tema que se hará en Roma. Aquí el ministro de Agricultura Santiago Bertoni salió en defensa de la producción ganadera que está siendo atacada como elemento contaminante del ambiente.

Paraguay es responsable del 0,02 % de los gases de efecto invernadero que se producen en el mundo, pero las medidas que se adopten a nivel internacional podrían tener graves consecuencias para la economía nacional. “Nos quieren hacen responsables de una situación de la que no somos responsables”, dijo hoy a Radio Cardinal, el ministro de Agricultura y Ganadería, Santiago Bertoni quién desde el lunes participará en una cumbre sobre alimentos, propiciada por las Naciones Unidas que se hará en Roma.

Con motivo de esa cumbre la WWF publicó un informe denominado “Enviado a la Basura” revelando que se estima que 2.250 millones de toneladas de alimentos no se consumen en todo el mundo cada año. Lo que significa un aumento de aproximadamente mil millones de toneladas en las estimaciones establecidas de 1.3 mil millones de toneladas desperdiciadas cada año. Representa un aumento del 33% al 40%. (Aquí puede leer completo el informe de prensa de la WWF)

“La producción de alimentos utiliza una gran cantidad de tierra, agua y energía, por lo que los alimentos desperdiciados tienen un impacto significativo en el cambio climático; estimaciones anteriores sugieren que el desperdicio de alimentos representa el 8 por ciento de los gases de efecto invernadero (GEI). Los nuevos datos indican que las cifras apuntan a una contribución de aproximadamente el 10 por ciento de todas las emisiones de GEI”, señala el informe.

“Y -agrega- a medida que el uso de recursos agrícolas se expande en todo el mundo, se utilizan 4.4 millones de km² de tierras agrícolas y 760 km³ de agua para producir los 1.2 mil millones de toneladas de alimentos que se pierden antes, durante y después de la cosecha o que se desvían a otros usos, como la alimentación animal y biocombustible”.

Aquí entra a tallar la situación de Paraguay, que es un gran productor de soja y ganado vacuno y utiliza elevados recursos agrícolas, como tierras y agua, para producir alimentos que se pierden, según el criterio del estudio mencionado. El ministro Bertoni dijo hoy en sus declaraciones que asistirá a la citada cumbre en representación del Consejo Agropecuario del Sur, que integran a Bolivia, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay, llevando una posición consensuada acerca de la defensa de la producción agrícola y ganadera de nuestros países.

La producción y el consumo de la carne vacuna viene siendo cuestionada desde hace varios años desde distintos puntos de vista. Primero se trajo a colación que la cocción de la carne bajo los efectos del carbón o las brasas podría tener efectos cancerígenos en determinadas circunstancias. Luego la FAO afirmó que el estiércol de las vacas tiene efecto invernadero. Siguió después la opinión de que las proteínas de origen animal (sobre todo la carne vacuna) era responsable de la gran cantidad de afecciones cardiovasculares en la humanidad y de ahí se pasó al argumento de que el hombre no necesita consumir proteína animal que podrían ser reemplazados por otro tipo de proteínas.

Y, por último, ahora aparece este informe sobre los desperdicios de los alimentos y su incidencia en la formación de los gases de efecto invernadero. Ante este panorama, recientemente se dieron a conocer los adelantos que se lograron en la fabricación de una carne sintética, con la cual se buscaría disminuir el consumo de carne vacuna. Todos estos estudios e investigaciones se realizaron a nivel de instituciones privadas, la mayoría Organizaciones No Gubernamentales que están logrando tener una gran incidencia en los foros gubernamentales internacionales, casi al mismo nivel que los países y estados miembros. Paraguay es hoy día uno de los cinco mayores exportadores de carne vacuna en el mundo. Y en el primer semestre ya lleva exportado por valor de 1.020 millones de dólares en productos derivados de la producción ganadera.

El informe de la WWF menciona que Enviado a la Basura “anula la creencia arraigada de que la pérdida de alimentos en las granjas es un problema únicamente en las regiones menos ricas, con niveles más bajos de industrialización. El informe muestra que las pérdidas per cápita en las explotaciones agrícolas son generalmente más altas en las regiones industrializadas. A pesar de tener una mayor mecanización agrícola y solo el 37% de la población mundial, los países de ingresos altos y medianos de Europa, América del Norte y Asia industrializada contribuyen con el 58% de los desechos de las cosechas mundiales”.

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *