Armó una boutique de frutillas con chocolate

18 mayo, 2021
lian

Lian Gamliel convirtió su debilidad por las frutillas con chocolate en un novedoso negocio. Montó una boutique de frutillas premium. Las baña con chocolate y además las convierte en bombones y las vende a través de un negocio on line que ella llamó Fragola.

Lian es una fanática de la frutilla. En sus viajes al exterior frecuentaba las chocolaterías en donde la utilizaban como ingrediente. Un buen día se preguntó porque no había este producto en Paraguay si aquí tenemos todos los ingredientes. Y se lanzó a la aventura de elaborarlos, primero para su consumo, luego como regalo para amigas y familiares. Del éxito que tuvo nació Fragola, una boutique que prepara bombones de frutilla y frutillas bañadas en chocolate.

Es un producto bastante novedoso en nuestro país, aunque la repostería tiene a las frutillas con chocolate como un reportorio habitual. Pero no existe una especialización y una producción permanente como lo hace Fragola, que así se llama la boutique que montó Liam Granliel. No tiene un local de atención presencial, sino que opera on line a través de sus páginas en Instagram.

La producción de Fragola tiene dos líneas principales, las frutillas bañadas en chocolate y los bombones de frutilla. El bañado se realiza con diversos tipos de chocolate de alta gama al igual que los bombones solo que estos últimos están previamente revestidos de leche condensada. Utilizan el chocolate templado y el chocolate normal. El templado asegura un acabado más brillante y crujiente.

frutilla nuevamente

Los productos también tienen variaciones de acuerdo, a la personalización que cada uno puede solicitar, así como por los toppings. Por ejemplo, lo más común es que los clientes pidan que los bañados y los bombones lleven inscripciones tales, como felicidades, feliz día, etc. Los colores también le otorgan diversidad, pueden ser rojos, negros, blancos, etc.

El ingrediente primordial de bañados y los bombones es la frutilla. Utilizan una variedad especial de esta fruta, que tiene un tamaño más grande y es más dulce. Ahora que no es temporada de frutilla, este ingrediente se importa desde la Argentina. No se puede recurrir a un stock de congelados porque se tiene que utilizar la fruta fresca, y aprovechar el momento exacto de maduración para explotar todo su sabor.

“Las frutillas son seleccionadas, ya durante la cosecha. De tanto en tanto llego hasta los productores, pero los proveedores ya saben lo que queremos. Todas las semanas renovamos nuestro stock. Pero no podemos tener productos terminados porque la mayoría de los clientes prefieren personalizarlos y no podemos recurrir a los congelados, porque estos una vez descongelados pierden sus principales propiedades y cualidades”, nos dice Lian.

Esta historia comenzó allá por el 2018, durante la semana de la amistad. “Pensé en probar y regalar a mis amigas. Les envíe y a todas les encantó. Me comenzaron a pedir para sus familias. Hasta hoy lo sigo haciendo en forma artesanal”, nos manifiesta ella que tiene mucho apego a todo lo que se relaciona a la cocina. Con ella colaboran personas, en la cocina, el empaquetado y el delivery. El staff aumenta en fechas de celebraciones especiales, como el pasado Día de las Madres.

Por el momento, el negocio es on line, pero está queriendo abrir un local propio. El catálogo de productos se publica en Instagram y wasap. Los productos se entregan a domicilio o se puede pasar a buscar.  “Nuestra atención es personalizada, tenemos un stock de frutillas bañadas en chocolate normal, pero la gente demanda mucho la personalización, que se agreguen leyendas como muchas felicidades, feliz día o porque desean elegir algún color especial para la decoración y para eso se necesita hablar directamente con el cliente”.

fragola frutilla otra

La presentación clásica que tiene es como una caja blanca que lleva una cinta con el logo de la empresa, con bombones o frutillas bañadas en chocolate conforme lo elija el cliente. La caja de seis unidades cuesta 48.000 guaraníes y se le agregan 15.000 guaraníes más en caso de que se requiera de alguna personalización. Hay cajas de hasta 24 unidades. Solo se puede adquirir a través de forma on line y estas frutillas tan especiales no se pueden encontrar en super mercados ni tiendas de conveniencia. “El tema es que, si llevamos a los supermercados, las frutillas se mantienen en la heladera, no se derriten, pero el sabor de la fruta ya no es el mismo. En una heladera se pueden conservan muy bien de tres a cuatro días”

Lian nos cuenta que sus productos suelen pedirse para los eventos sociales y también trabajan con algunos restaurantes y hoteles que usan para obsequiarlos a sus clientes. “En nuestros planes inmediatos, está abrir un local físico para atención presencial. Nuestro objetivo a largo plazo sería que nuestra marca sea reconocida como número uno en el día. Que sea tradicional regalar una caja de Fragola en el cumpleaños de tu hermana o tu suegra o cuando quieras agradecer o agasajar a alguien con quien has trabajado”.

Contacto
Instagram
Wasap

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *