Operativo serrucho a bares y restaurantes

27 abril, 2021
Germán Buttner, propietario de Kombistro, una hamburguesería gourmet, durante la protesta realizada ayer en inmediaciones de Mburicha Roga. Aparece junto a su novia Camila Riveros.

Germán Buttner, propietario de KomBistró, una hamburguesería gourmet, durante la protesta realizada ayer en inmediaciones de Mburicha Roga. Aparece junto a su novia Camila Riveros. (Foto publicada en el Facebook de Germán Buttner)

Desde hoy los bares y restaurantes solo están autorizados a abrir hasta las 20:00 pero desde el 11 de mayo próximo podrán atender hasta las 24:00, en un tire y afloje de las medidas restrictivas por el covid 19, que el gobierno denomina “tipo serrucho”. Todos los gremios que agrupan a esos locales expresaron su rechazo a la medida alegando que no son focos de contagios. Algunos incluso llamaron al desacato.

El sábado pasado el Poder Ejecutivo dictó dos decretos: los números 5160 y el 5161. El primero, entre otras cosas, limita los desplazamientos de personas hasta las 20:00, y rige desde hoy al 10 de mayo próximo. El segundo decreto, dispone que los desplazamientos serán hasta las 23:59 y su vigencia será del 11 al 24 de mayo. En el decreto 5160, que es el que rige actualmente, se restringe los servicios de delivery hasta las 22:00 y las mesas en bares y restaurantes podrán ser ocupadas solo por cuatro personas.

Este sistema de aplicar sistemas de choque durante un periodo determinado y luego aflojar las restricciones por otro periodo determinado, es lo que el doctor Guillermo Sequera denominó sistema tipo “Serrucho”. Afecta a todos los sectores de la economía nacional, pero como los bares y restaurantes son los que más activan en horario nocturno, son los más afectados por la medida, incluyendo también al sector de realización de eventos.

Todos los sectores gastronómicos afectados expresaron su desaprobación contra la medida gubernamental. La Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) emitió un comunicado donde expresa que luego de “14 meses de acompañar la estrategia del gobierno nacional acatando las medidas impuestas, elaborando el protocolo vigente para el sector gastronómico y respetándolo estrictamente, soportando pérdidas y contrayendo deudas, ¡HOY YA NO AGUANTAMOS MAS! y nos encontramos ante la realidad ineludible que obligará a la mayoría de los Asociados a CERRAR SUS LOCALES y SUSPENDER A TODO SU PERSONAL”.

La Asociación de Empresarios Gastronómicos del Paraguay (AGAPY) a través de su vocero Juan Galeano Grassi anunció en abc digital “que no acataran las restricciones sanitarias que rigen desde hoy” e inclusive dijo que trabajaran después de las 20:00. Por su parte, la Asociación de Bares del Paraguay (ASOBARPY) mantiene una posición de permanente oposición a todas las medidas restrictivas ya que son los más afectados, ya que la mayoría de estos locales atienden solo en horario nocturno.

Uno de los argumentos, que todos estos gremios sostienen es que ellos cumplen con todos los protocolos sanitarios establecidos para lo cual realizaron muchas inversiones y que no son focos de contagio del covid 19, y que por lo tanto no deberían aplicárseles las medidas restrictivas. Sin embargo, existen estudios que sostienen que los locales cerrados en los que se consume sin mascarilla pueden provocar brotes. Un artículo del diario El País, de España, bajo el título de “No es el sitio, es lo que ocurre dentro: por qué los bares y los restaurantes suponen riesgo de contagio”, realiza un completo resumen internacional acerca este tema.

En Escocia, -dice el artículo- unos investigadores hicieron un seguimiento de las reglas impuestas en los bares y observaron que todos los esfuerzos se diluían cuando entraba en juego el elemento clave: los clientes bebidos. Su estudio relata cómo se gritaban, se abrazaban o interactuaban estrechamente repetidamente con otros clientes y el personal. “Llegamos a la conclusión de que, a pesar de los esfuerzos de los gerentes de los bares, persistían riesgos potencialmente significativos de transmisión“, explicaba la autora principal del trabajo, Niamh Fitzgerald.

Esto es una pintura de lo que pasa también en los bares de nuestra ciudad, en los que hay que agregar el componente de la música a todo volumen, muchas veces con baile incluido. En los restaurantes, el comer y beber hace que se descuide el uso de tapabocas y está demostrado que la principal fuente de contagio del covid 19, son los aerosoles -pequeñas partículas suspendidas en el aire- que se emiten cuando se habla, se estornuda o se canta. Sobre todo, si se comparte en ambientes cerrados y por varias horas.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *