MasterChef metido en hormiguero artesano

4 mayo, 2020
Julián Endara junto a Paulina Guillén improvisando un bunker gastronómico en su casa, desde donde hace un servicio de delivery al estilo El Hormiguero.

Julián Endara junto a Paulina Guillén improvisando un bunker gastronómico en su casa, desde donde hace un servicio de delivery al estilo El Hormiguero.

El último campeón del MasterChef Profesionales, el colombiano Julián Endara, abandonó el Hormiguero donde trabajaba como chef ejecutivo y armó su propio Hormiguero en el living de su casa para desarrollar esa cocina sin fronteras que había creado. Desde allí ofrece sus preparaciones y el mismo se encarga de las entregas. Todos los martes hace un video en vivo a través de Instagram y elabora las recetas que ofrecerá durante la semana.

Julián no quería que se echara a perder el concepto, el “lindo nombre” del restaurante. Pero la crisis del coronavirus lo cambió todo justo cuando “íbamos bien”. Pero los altos costos que debían enfrentar sin ingreso alguno obligaron a cerrar totalmente El Hormiguero ya que no quisieron continuar pensando solo en el delivery. Pero Julián tenía un Plan B y por su cuenta se lanzó con El Hormiguero artesano, ya que la marca le pertenecía.

“Lo de artesano es porque lo hacemos con las manos y las uñas. Una forma de reinventarme de la forma más económica posible. De la manera más sencilla y desde un lugar que no me generara un alto costo”. Reacondicionó el departamento donde vive. Tomó algunas cosas del restaurante y transformó su living en un bunker de gastronomía. Le acompaña en esta aventura, su novia Pauli, quién también era cocinera en el restaurante Hormiguero. Y algunas veces “algunos chicos” trabajan con ellos. “Ellos dicen que vienen a ayudar pero algo se les tiene que dar”, aclara Julián.

Uno de los platos preparados. Ceviche de salmón que lleva 100 grs. del pescado, limón, puré de aji amarillo, picante, cebolla morada, locoto rojo, cilantro y batata en almíbar. Acompañan chips de mandioca.

Uno de los platos preparados. Ceviche de salmón que lleva 100 grs. del pescado, limón, puré de aji amarillo, picante, cebolla morada, locoto rojo, cilantro y batata en almíbar. Acompañan chips de mandioca.

Todos los martes, a las 20:00, en vivo por Instagram, prepara la receta del plato que se va a vender durante la semana. Allí se puede ver toda la preparación con detalles acerca de los ingredientes que se utilizan. Este martes, tiene previsto preparar lasagna a la bolognesa. Para esta oportunidad, estará como invitado especial el sommelier, Oscar Olivera quién recomendará un vino para maridar con el plato y también se puede pedir esa bebida por delivery.

Hace dos semanas que puso en marcha esta iniciativa. En la primera semana preparó un cóctel de camarones y en la segunda hizo un ceviche de salmón. También hubo un bonus track de salmón a la plancha con arroz cocinado en agua de coco y ensaladilla. No cocina más de 30 porciones al día y su meta es llegar a los 50. Del bonus truck solo hizo 10 porciones. Todo lo cocina en su casa y según me cuenta ya está buscando un lugar más cómodo para atender mejor a la demanda existente.

El mismo Julián se encarga de la entrega de los pedidos en su vehículo particular. No quiere utilizar el tradicional servicio de las motos, porque considera que sus platos hay que llevarlos cuidadosamente y personalmente. “A los clientes les ha gustado mucho que yo llegue hasta sus casas. Y a mí me ha permitido acercarme a ellos”. Solo que a veces surgen los imponderables como el caso de un pedido que tenía que llevar a San Lorenzo. “Yo pensaba que era sobre la ruta o muy cerca de ella, pero tuve que entrar lejísimo y tarde como 30 minutos en llegar. Pero, en fín, el cliente quedó satisfecho”, comentó Julián.

Así es cómo se presenta el plato.

Así es cómo se presenta el plato.

¿Y cómo te va?

Me gusta. Porque estoy en mi casa. Me está yendo bien. Antes tenía un sueldo pero ahora si vendo 30 platos al día ganó bien y si sigue así, pienso que esto tiene que continuar después de la cuarentena cuando ya podamos abrir el restaurante. A la gente le ha gustado la propuesta, me ve cuando yo cocino el plato que después saco a la venta.  La idea es hacer después un libro de recetas para venderlo virtualmente.

Julián Endara, es un profesional acostumbrado a las buenas presentaciones de sus platos. Para la entrega de sus productos tuvo que adaptar algunos procedimientos. Tanto para el cóctel de camarones como para el ceviche de salmón utilizó unos vasitos de isopor, ideales para mantener la temperatura fría de las preparaciones, con un empaque que revelara los niveles que tenía acostumbrado en el restaurante.

Como parte del bunker gastronómico que implemento en su vivienda, Julián adquirió un pequeño set de fotografía. El mismo hace la toma de las imágenes, primero porque es un aficionado a este arte y además porque es una manera de abaratar los costos. De los platos que lleva preparados, el cóctel de camarones tuvo un costo de 35.000 guaraníes y el ceviche de salmón, 45.000. A esto hay que agregarle el costo del delivery. Y como número de contacto dejó el 0985 737776.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *