Comenzó a hacer ruido el bar de los motoqueros

7 mayo, 2016
Frente del local

Los motoqueros llegan al bar Rock 66, en Villa Morra. Ayer hizo su pre inauguración aprovechando la realización en Asunción de un encuentro de fanáticos de Harley Davidson.

Anoche se realizó la pre inauguración de Rock 66, el bar de los motoqueros. Aprovechando un encuentro de fanáticos de Harley Davidson que tiene lugar en nuestra ciudad, el citado local gastronómico ubicado en Villa Morra abrió momentáneamente sus puertas. Mientras, ya pudimos ver la decoración interior y las instalaciones que se suman a los otros atractivos gastronómicos que existen en la zona.

Rock 66 está ubicado en la privilegiada esquina de Souza y Cruz del Defensor. Al lado de Sin Reservas y frente a Mercadito. Se trata de un bar temático, dedicado a los motoqueros, a los amantes de esos bólidos de dos ruedas. A los sibaritas de las motocicletas, a los que algunas pelis estereotiparon como los adalides de la libertad y la rebeldía. Vestimentas de negro, camperas de cuero, tatuajes diversos en los brazos fornidos, lindas mujeres montadas en el asiento del acompañante y ruidos ensordecedores fue el inédito paisaje en una zona que por las noches, acostumbra a ser más paqueta.

easy ryder

La entrada al local. A la izquierda, una replica de la moto que Peter Fonda inmortalizó en la película Easy Ryder. Más al fondo, se vislumbra la ambientación del local.

El local está ambientado, o por lo menos esa fue la idea, como un taller para motocicletas. El piso de hormigón con revestidos especiales, las paredes oscuras y algunas sin revocar.  Biciclos antiguos cuelgan en el salón o están arrumbados en un entrepiso. Y a la entrada, nos recibe una réplica de la famosa Harley Davidson que Peter Fonda inmortalizo en la película Easy Ryder. Mientras, traspasado el umbral, se alcanzan a percibir , los potentes sonidos de una banda de rock.

El aspecto del bar trata de reproducir la rudeza que se atribuye a estos personajes montados sobre esas bestias metálicas. La paleta de colores, tanto del exterior como del interior, corresponde a tonos oscuros o neutros, nada cálidos y alegres. Por supuesto, el negro es predominante. Los muebles de madera en estilo rústico fueron fabricados con elementos macizos. Nada de sofás o sillas y sillones acolchados.

Una gran barra domina la escena en el salón principal, rodeada de butacas de metal revestidas de cuero. La iluminación aporta los matices de color destacando la cristalería de los porta copas, las botellas de bebidas alcohólicas de las más diversas procedencias,  y los numerosos detalles gráficos que en todos los ambientes nos recuerda que estamos en un bar temático para motoqueros.

dueños y motoqueiros

Itito Ramírez (con anteojos), Gustavo Vigo, a su izquierda, los propietarios del local, compartiendo con otros fanáticos de las Harley Davidson.

El local pertenece a Gustavo Vigo e Itito Ramírez, ambos del Harley Club Paraguay, que en estos días celebró su octavo encuentro reuniendo en  nuestra ciudad a centenares de fanáticos de Harley Davidson que llegaron de diversos países del continente. Precisamente, para celebrar este encuentro, se realizó la pre inauguración de Rock 66. Sin embargo, el local será multimarcas, es decir no se limitará a reunir a los fanáticos o exaltar las cualidades de una sola.

Incluso, como parte del emprendimiento se habilitará un show room donde emblemas como Suzuki, Yamaha,  y las otras tendrán presencia así como en los distintos ambientes. Se prevé también la venta en el lugar, de accesorios o artículos de merchandising para todos los gustos y marcas.

la barra

La barra del bar domina el salón principal y es uno de los principales atractivos decorativos del lugar.

Rock 66 tendrá capacidad para unas doscientas personas. En planta baja tiene dos salones. En uno de ellos está montado un pequeño escenario, preparado para que en él desfilen orquestas y grupos de rock. Tiene un pequeño entrepiso, que puede ser destinado a eventos privados. Afuera y sobre la calle tiene una pequeña galería con mesas y sillas. Posee un amplio espacio destinado al estacionamiento de las motos. Por supuesto, no falta la tradicional mesa de pool.

Y de gastronomía, cómo andamos?. Y nada. Todavía. Lo de anoche fue un pre estreno de las instalaciones físicas. Hubo un servicio de catering y empresas auspiciantes se encargaban de las bebidas. De todas maneras nos informaron que la onda va a ser picadas. De todo tipo. Y de tomar, lo que venga, siempre y cuando contenga alcohol (o no). Ya vimos que numerosas marcas de cervezas, whiskies y otras bebidas espirituosas tienen reservados sus lugares.

Pero para cerciorarse, habrá que esperar. Anoche –en realidad no sabemos si fue esta madrugada- Rock 66 volvió a cerrar sus puertas. La inauguración está prevista para dentro de unos 15 días, mientras se van terminando los detalles, sobre todo del servicio gastronómico. No sabemos cómo les irá ahora que hay tanta competencia. Pero estamos seguros que van a hacer mucho ruido.

moto colgada

Comments

comments

COMENTAR