“Aquí no va a funcionar I Love Paraguay”

3 marzo, 2016
nancy y ojeda

Carlos Ojeda y Nancy Flores, el matrimonio propietario de I Love Paraguay, el conocido restaurante paraguayo en Nueva York. Están visitando nuestro país y aprovechamos para conversar con ellos.

Contundente. Así es Nancy Flores de Ojeda, la propietaria del famoso restaurante paraguayo en Nueva York.  “Absolutamente, no va a funcionar”, dice tajante y convencida. Su principal argumento es que aquí el paraguayo no quiere comer nuestra comida típica. Y sin embargo, en la capital del planeta, la cocina nacional concita la preferencia no sólo de los compatriotas sino también de los americanos, lo que ha llevado a I Love Paraguay, a ser el restaurante paraguayo más importante del mundo.

Nancy junto a su marido Carlos Ojeda, están en estos días de visita en nuestro país, al cual llegan después de dos años de ausencia. Vinieron para finiquitar algunas cuestiones particulares y el 10 de marzo retornan a Estados Unidos. Antes, estarán realizando un recorrido y reconocimiento por los principales locales gastronómicos de la ciudad. En ese trajín, fue que le preguntaron a Nancy si alguna vez pensaba habilitar una sucursal de I Love Paraguay en Asunción.

“No va a funcionar acá –reitera- porque el paraguayo no quiere comer nuestra comida. Vos ves acaso un paraguayo en Kamambú”, dice refiriéndose al restaurante de comida típica. Y nos cuenta que la última vez que fueron todos los que estaban eran extranjeros. Después de esta nota, nos enteramos que volvieron a ir pero no tenemos noticia acerca de si persiste aún no la situación que nos comentó.

“A mí me asombra como acá se comen platos que no son paraguayos”, exclama extrañada. Y se refiere por ejemplo, a las empanadas al horno. “Esto no es paraguayo, las empanadas paraguayas son fritas, las empanadas al horno son argentinas y no hay un lugar donde pueda encontrar empanadas fritas. Las que hacemos en I Love Paraguay son fritas pero secas. Por eso, va la gente allá y me dice que ni en Paraguay se come igual a tu empanada, todos dicen eso”, sostiene.

“El paraguayo cuando sale del país, es muy fanático, súper patriota, pero aquí no”, sostiene Nancy, quién antes de viajar a los Estados Unidos hace más de 15 años, tenía en Asunción, el restaurante Petit Amour, ubicado en las inmediaciones de José Félix Bogado y General Santos. Recientemente, habilitaron un nuevo restaurante, pero en otra zona de Nueva York, llamando Sabor Guaraní, que es administrado por sus hijos. Apenas tiene tres meses de existencia.

“Muchas de nuestras comidas nosotros impusimos a los americanos. Por ejemplo, están enamorados del mbeyu y del mbeyu con cocido. Hicimos un sándwich de payagua mascada y también gusta muchísimo. Tenemos un sándwich de lomito I Love Paraguay y un sándwich de lomito Sabor Guaraní, que es el bife a caballo, pero dentro de un pan», interviene Carlos. Ambos restaurantes paraguayos de Nueva York, ofrecen toda la variedad de comidas típicas paraguayas. I Love Paraguay es frecuentado más por la colectividad paraguaya, mientras que Sabor Guaraní, lo es más por los extranjeros, ya que está ubicado en una zona de predominante población anglosajona.

“La milanesa es lo que más se consume, al igual que la marinera. Los americanos bautizaron nuestra chipa guazú como corn cake y el cocido como paraguayan tea, toman cocido solo, cocido frío, ice cocido”, continúa contando Carlos.  “Los paraguayos que se van, se emocionan, a veces son personas que hace años no comen nuestra comida. Hace poco una señora muy adulta se fue desde Maryland, que queda a unas cinco horas de viaje en auto. Lloró la señora, todo comía, todo quería comer, hace cuarenta años que no comía payagua mascada. Jóvenes universitarios de todos los Estados vinieron a encontrarse allí. Comieron de todo, cuatro horas se quedaron. Llevaron chipa, yerba llevaron de todo, y acá no van a venir a comer eso”, insiste Nancy.

El restaurante I Love Paraguay ha llamado la atención de los medios de prensa neoyorquinos. Primero fue el New York Times el que le dedicó importantes espacios tanto en su edición digital como en su edición impresa. Luego el canal ABC, en un horario central emitió en un noticiero una nota sobre el local que causó mucho impacto porque luego de muchos meses aún siguen llegando al local clientes atraídos por aquella publicación.

El 10 de junio pasado fue el día en que se emitió la nota y realizaron un video especial acerca de la preparación del vori vori. Desde entonces, todos los días se prepara dicho plato en el restaurante debido a la demanda que tiene, cuando que antes sólo se ofertaba un día a la semana. El éxito del plato fue tal que Nancy y Carlos quieren establecer dicha fecha como el Día del Vori Vori.

Hoy en día I Love Paraguay es centro inevitable de reunión de la colectividad paraguaya en Nueva York. En su área de influencia viven alrededor de 15 mil paraguayos. “El restaurante es como el consulado paraguayo”, nos dice Carlos porque allí se llama para obtener cualquier información que interesa al colectivo compatriota. “Si va haber misa, quien vende pasaje más barato, quien lleva cajas a Paraguay, preguntan de todo”, dice Carlos.

Comentaron que recientemente recibieron el saludo del nuevo embajador paraguayo en Estados Unidos, Germán Rojas quién ya los contrató para que el 15 de mayo próximo se encarguen del servicio gastronómico de la fiesta que harán para conmemorar el Día de nuestra Independencia. «Vamos a llevar la comida, toda hecha, empanadas, empanadas de mandioca, croquetas, chipa so’o, chipa, sopa, son cuatro horas de viaje en auto”, comentan.

¿Qué le falta a I Love Paraguay?

El servicio de cafetería queremos implementar. Nosotros no abrimos a la mañana, sino desde el mediodía y eso nos están pidiendo. Debemos tener dos turnos de empleados y eso es un problema porque no tenemos empleados, tenemos que entrenar a la gente y eso es difícil. Pero nosotros estamos muy contentos así como estamos, no queremos ampliar porque estamos bien. Además no tenemos donde ir, salvo que la gente de al lado venda su local.

¿Y no piensan volver al país?

Amamos al Paraguay, este es nuestro país pero nuestra familia está allá. Nuestros hijos, nuestros nietos.

Lo cierto es que cada vez les quedan menos vínculos con el país. Recientemente, se despojaron de sus últimos intereses inmobiliarios. Nancy y Carlos ya no tienen vivos a sus padres y a ella le quedan dos hermanos y a él un hermano, viviendo en Paraguay. Y para colmo, están muy seguros que en Paraguay no va a funcionar un restaurante como el que impusieron en Nueva York. Mientras esperan que llegue el día del retorno, fijado para el 10 de marzo, Nancy y Carlos están realizando un recorrido gastronómico por la ciudad y se sienten admirados del progreso que existe en ese sentido.

En I Love Paraguay el menú de todos los días incluye caldos y diferentes tipos de sopa. El lunes por ejemplo es el día del locro. Hay ñoquis, tallarín, bife a caballo, marinera, bife a caballo y todas las minutas tradicionales, como empanadas, mbeyu, croquetas, empanadas de mandioca, payagua mascada, sopa, chipa guazú, chipa so’o, y otros. En el lugar, se venden también productos envasados como yerba, chipitas, etc. Debido al éxito que tienen los fines de semana casi es obligación hacer reservas porque no se puede encontrar lugar disponible. Periódicamente, suelen llevar a artistas nacionales para actuar en ambos locales. En estos días, por ejemplo, tiene actuación Amadito del Paraguay. Y no sería extraño que inviten a algún cocinero paraguayo para el presente año. Ojalá se cumpla.

Notas relacionadas

Ni la nieve detiene el auge de I Love Paraguay
¡Cocina típica paraguaya en el New York Times!
La Gran Manzana tiene Sabor Guaraní

Comments

comments

COMENTARIOS

  1. Me encanta cocinar todo tipo de comida, pero más la nuestra son sabrosas y muchos no concen la verdadadera comida paraguayay es una pena yo tengo una generación de cocineras en mi flia con orgullo Paraguayo

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.