Acabó la alegría que Enrique Landó ponía en la cocina

3 noviembre, 2013
gordo-feliz

Alegre y divertido, así era Enrique Landó, en la vida real y en los diversos programas de televisión que tuvo a su cargo en los distintos canales.

Cuentan sus amigos y colegas que era un tipo carismático y divertido. El decía que era de los pocos privilegiados que trabajaba en lo que le gustaba y que podía vivir holgadamente de ello. Una enfermedad le jugó una mala pasada y la muerte lo sorprendió, hoy lunes, en un hospital, dejando a una esposa y tres hijos.

Acababa de cumplir 51 años. Era chef y presentador de televisión. Enrique Oscar Landó Meyer nació en Asunción el 26 de octubre de 1962.  Tiene tres hijos: Enrique Raúl (13) que vive en España con su madre, María del Sol (9) y Andreas Imanol (2) hijo de su segundo matrimonio en María Ercilia Domaniczky Appleyard.

Solía decir que la mejor comida es aquella que se hacía con amor y que era compartida con los seres queridos. Era muy familiero. “Soy inmensamente feliz y muy agradecido por lo que la vida me dio y por lo que gane a la vida”, expresó en una página de internet.

Su sueño, como el de muchos de sus colegas, era ver a la cocina paraguaya expandida por el mundo. “Así como la comida peruana ha logrado gracias a mi amigo y gran chef Gastón Acurio”, dijo antes de que el restaurante de su amigo (Astrid&Gastón) fuera elegido por una prestigiosa revista inglesa como el mejor restaurante de América Latina.

Entre otras cosas, era un experto en salsas, y preparaba con ellas una Picaña añajo en disco de arado, del cual el decía: “Yo le agrego salsa de soja y miel. Está mal que lo diga pero la mía es la mejor picaña del planeta”.

Y no tuvo problemas para compartir con todos su receta, que aquí en una especie de homenaje póstumo reproducimos para ustedes:

PICAÑA AÑAJO AL DISCO DE ARADO

Ingedientes

2 tapas cuadrial, cortadas en bifes de unos 3 cms de ancho
2 cabezas de ajo picaditos
c/n salsa de soja
c/n vino blanco
2 cucharadas de mostaza
2 cucharadas de miel
guindilla opcional
perejil picadito
aceite, sal y pimienta

Preparación

Colocar los bifes en un bowl. En otro recipiente mezclar los ajos con la salsa de soja, el vino blanco, la mostaza, la miel, guindillas, sal y pimienta.

Agregar los filetes a esta maceración y dejarlos en la heladera por 12 horas. Calentar el disco (o plancha), agregar un poquito de aceite y dorar los bifes, 3 minutos por lado. Retirar del fuego y cortarlos en dados. Servirlos baños con la salsa y acompañados con mandioca. Generalmente se utiliza como una picada sin guarnición.

 

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *