Valiosa oportunidad para la gastronomía

19 enero, 2023

La ministra de Turismo, Sofial Montiel de Afara, junto al chef Catalino Gabriel Garay exhibiendo algunos de los bocaditos que sirven como aperitivos en el stand paraguayo en FITUR, que se realiza en Madrid, España.

En la ciudad de Madrid, España se está realizando la Feria Internacional de Turismo (FITUR) donde Paraguay tiene participación a través de un destacado stand. Allí se hace degustación y demostración de cocina paraguaya. La ministra de turismo junto a colegas de otros países participa en un evento sobre turismo gastronómico en la región y mañana firmará un convenio sobre la designación de Paraguay como Capital Iberoamericana de Gastronomía.

Son todas actividades que bien explotadas deben tender a acaparar la atención extranjera sobre nuestro país utilizando el gancho del turismo gastronómico. En el stand paraguayo todos los días hay demostraciones de cocina tradicional paraguaya. Hay degustación de productos permanentemente. El chef compatriota radicado en España, Gabriel Garay realiza show cooking con diversos productos típicos, chipa, chipa guazu, sopa paraguaya, mbeju y otros.

Ayer hizo sopa paraguaya, hoy elaboro pajagua mascada, mañana por ser un día especial cocinara vori vori. Para el sábado está previsto mbeju y el domingo, por la mañana hará chipa y por la tarde se encargará de preparar cocido negro con mbeju. Como en el local del evento no se puede hacer fuego ni provocar humos, Garay se encarga de llevar todos los ingredientes que utiliza y realiza las explicaciones correspondientes al método de elaboración y la cocción realiza en hornos eléctricos.

El chef compatriota, Catalino Gabriel Garay junto a Hernán Hernández en el stand paraguayo en la feria de turismo que se realiza en Madrid. Aparecen los ingredientes y materias primas que el cocinero utilizara para hacer sus demostraciones de cocina paraguaya.

La presentación y preparación de comidas típicas paraguayas en el marco de FITUR adquiere una especial importancia porque Paraguay fue designado Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica de las Misiones. Precisamente, mañana, dentro del evento se firmará un convenito entre el Gobierno Nacional representado por ministra de Turismo, Sofía Montiel y Rafael Ansón, presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, entidad que realizó la nominación mencionada.

Aparte de lo mencionado, la ministra de turismo participó en un debate sobre las oportunidades del turismo gastronómico junto a otros seis colegas de países iberoamericanos. Estuvieron presentes: María Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo de España; Jordi Torres Falcó, ministro de Turismo y Telecomunicaciones de Andorra; Niels Olsen, ministro de Turismo de Ecuador; Yanina Martínez, viceministra de Turismo de Argentina y Miguel Torruco Marquéz, Secretario de Turismo de México.

De todas estas actividades la más importante es la firma del convenio, porque la capitalidad permitirá que Paraguay se convierta durante 24 meses en un escenario, que según señalan los responsables “permitirá un recuerdo de la importancia que tuvieron las Misiones, desde el punto de vista espiritual, y desde el punto de vista agroalimentario”.  Para nuestro gusto, lo ideal es que Paraguay se convierta en el centro de atención por su riqueza gastronómica, que no se agota ni se origina en las Misiones, y pueda atraer turistas por sus tradicionales culinarias y por sus actuales comidas.

Aparecen Gustavo Casco, Osvaldo Benítez y Catalino Gabriel Garay, en el stand paraguayo. Fotos Gentileza.

“Paraguay tiene una historia y una cultura gastronómica muy vinculada a las Misiones, junto con otros países americanos como Argentina, Chile, México, Perú y, por supuesto, Brasil. También, algunos estados de América del Norte como California, Florida o Texas.

“Durante la época colonial, a lo largo del siglo XVI, los exploradores españoles viajaron desde la península ibérica al territorio americano con el objetivo de expandirse territorialmente y tratar de convertir a los nativos americanos al cristianismo. Multitud de misioneros españoles se desplazaron a los diferentes países de América, asentándose y creando poblados organizados alrededor de los conventos.

“Fue en el escenario de estas Misiones donde se produjo un intercambio de alimentos entre el continente europeo y el americano. En las haciendas agrícolas de las colonias misioneras establecidas en el “nuevo mundo”, se empezaron a cultivar productos traídos desde España como la vid, el olivo, el trigo, la cebada, algunas legumbres como los garbanzos o las lentejas, el café, la caña de azúcar, el arroz, el ajo y la cebolla, o frutas como el limón, la naranja y el plátano. También, ganado ovino y bovino.

“Incluso se introdujeron técnicas agrícolas y ganaderas como el arado, diferentes tipos de molinos, nuevos sistemas de canalización del agua y métodos de regadío o la rueda como medio de transporte de mercancías.

“Y es en esta época cuando se descubrieron los productos precolombinos que no existían, hasta entonces, en España. Alimentos como el cacao, el maíz, el tomate, la patata, el cacahuete, el girasol o el aguacate. Sin duda, también nuevos métodos de agricultura y de ganadería. La extraordinaria producción agroalimentaria que tenemos hoy en España se debe, en gran parte, a los productos y conocimientos traídos desde aquel continente.

“La Capitalidad Iberoamericana de la Cultura de las Misiones permitirá hacer un recorrido por la historia para recuperar las raíces de nuestra gastronomía. Una gastronomía con un gran trasfondo histórico y cultural que, sin duda, merece la pena descubrir”, según expresa la justificación de la capitalidad.

 

Si te gustó el contenido, compartilo :)

Comments

comments

COMENTAR