Una propuesta que ya era la preferida

7 enero, 2021

Retomamos la publicación de una serie de notas que el Diario ABC publicó en 1978 con el título de La cena fuera de casa. En esta ocasión, referimos a la visita que hicieron a un restaurante que existe hasta hoy en día. Sigue tan campante pero ha perdido parte del esplendor que antes tenía. Hoy está integrado al Hotel Cecilia.

La Preferida

“El restaurant “La Preferida” debe ser uno de los más antiguos y mejores de Asunción. La comida es exquisita, el servicio excelente, el mobiliario de buena calidad y el decorado de muy buen gusto.

“La Preferida” se encuentra ubicada sobe la calle EE.UU. casi 25 de Mayo, en una casa de familia, ambientada especialmente para restaurant. Cuenta don dos salones amplios y un tercero más pequeño.

El piso es de parquet y parte de las paredes están revestidas con madera oscura. La luz de sus faroles es tenue y no daña la vista, en tanto que sus mesas son amplias y firmes, las sillas, cómodas, y nuevas.

Las mesas lucen dos manteles muy limpios y servilletas de tela también de buena calidad. Desde el momento en que una mesa es ocupada, uno de los mozos se acerca a los nuevos clientes sin hacerlos esperar.

Lo primero que traen a la mesa son panecillos y palitos con manteca y luego ofrecen la carta muy bien presentada y que tiene como tapa cuero vacuno trabajado.

La entrada presenta platos tales como mayonesa de aves, 120 guaraníes; salpicón de aves, 120; mayonesa de atún, 240; sopas diversas desde 80 guaraníes. Para los paladares más exigentes, como entrada se ofrece langostino con salsa tártara, 900 guaraníes. Este langostino también puede venir con salsa americana y entonces es un poco picante.

Entre las especialidades de la casa hay paella, 900 guaraníes, y es para dos personas; pato al horno con puré, 490; pollo al horno con puré, 490; pollo al horno, 390; pato a la california, 520; pescado a La Preferida, 390; lomito con salsa ciruela, 420; surubí a la siciliana, 480 guaraníes.

En la lista de vinos los argentinos salen unos 500 guaraníes; los chilenos 950; los alemanes, 1.100; los españoles, 550 guaraníes.

Si uno desea probar algún whisky, la raya de etiqueta negra le saldrá 190 guaraníes y la de Chivas Regal 200 guaraníes, mientras que las marcas inferiores a las citadas están en 120 guaraníes la raya.

Cuando el periodista que escribe esta nota y su esposa fueron a “La Preferida”, se sirvieron lengua a la vinagreta (220 guaraníes el plato) y estaba muy buena, Como plato de fondo una paella (para dos personas a 900 guaraníes) que tenía un arroz exquisito, el pollo a punto y los mariscos picantes.

Esta comida estuvo acompañada con vino y el mozo en ningún momento permitió que sus clientes llenasen sus copas, ya que él estuvo siempre en el momento oportuno.

Los postres de “La Preferida”, también son variados. Está la tradicional ensalada de frutas, 120; flan con crema, 150; copa Preferida, con crema, vainilla, nueces, 120 guaraníes; también están las cerezas jubilee que salen 3230 guaraníes.

El restaurant no tiene música funcional. Se puede conversar tranquilamente y a la vez gozar de la buena comida y de la excelente atención. Hay que tener en cuenta que una pareja que solicite plato de entrada, comida de fondo, vino y postre, tiene que disponerse a gastar unos 2.500 a 3.000 guaraníes.

El propietario del local cada tanto recorre la mesa, pregunta cómo está la comida, si falta algo, etc. Está siempre atento, a fin de solucionar cualquier problema que eventualmente surja y corregir posibles defectos. Si ocasionalmente le hacen algún pedido, él va a la cocina y lo trae personalmente. Es evidente que su presencia y su amabilidad y corrección causan satisfacción entre la clientela del local.

Los baños de “La Preferida” están permanentemente limpios. Es notorio que algún empleado recorre los mismos y retira los papeles ya que las papeleras están casi vacías y también lucen muy limpias.

El baño de las damas cuenta con espejo, toallas de papel, jabón, desodorante de ambiente. Las paredes están recién pintadas y la pieza bien iluminada.

El baño de los caballeros tiene las mismas características. Toallas de papel, jabones, desodorante de ambiente, espejo y mingitorio con bolitas de naftalina. En toda la pieza no había una sola colilla de cigarrillo pues las colillas suelen abundar en los baños de caballeros.

Las personas que vayan a “La Preferida” saldrán satisfechas de allí por la buena calidad de la comida (el restaurante cuenta con dos cocineros), el servicio de primera línea que prestan los mozos (impecablemente uniformados y conocedores de su profesión). También agradecerán que no hay música que interfiera una amena conversación en voz baja y saldrán conformes con el decorado de los salones y la calidad de la vajilla y del mobiliario.

Existen dificultades para el estacionamiento, porque la calle EE.UU es muy concurrida, al igual que las de 25 de Mayo y Cerro Cora. Además la clientela de “La Preferida” es numerosa. Por ello, por la noche es frecuente ver la calle EE.UU, entre 25 de Mayo y Cerro Corá, con largas filas de coches estacionados al costado de las dos veredas.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *