Sheraton con cocina en vivo los domingos

13 octubre, 2020
En el salón del restaurante montarán un espacio con cocinas a inducción y con todos los ingredientes necesarios para satisfacer los pedidos de los comensales y teniendo como base un menú para ese día. Así serán los domingos en el Sheraton.

En el salón del restaurante montarán un espacio con cocinas a inducción y con todos los ingredientes necesarios para satisfacer los pedidos de los comensales y teniendo como base un menú para ese día. Así serán los domingos en el Sheraton.

El restaurante del Hotel Sheraton implementará los días domingos un servicio de “live cooking” en lugar del tradicional buffet internacional que ofrecía en la hora del almuerzo. Si bien el buffet tenía su espacio de cocina en vivo para las pastas, el sistema extiende ahora ese procedimiento a los bocados, a las entradas y a los platos de fondo. La idea es que exista un contacto más estrecho entre los clientes y los responsables de la cocina.

Ana Cafferata, la directora de ventas y marketing del hotel, tratando de explicar el concepto nos hacía la siguiente composición de lugar:  “Que tal empezar por unas ricas entraditas como ser un cocktail de camarón, algunas piezas de sushi, alguna tapa o unas empanaditas recién hechas?. Que rico, verdad, mientras tanto vemos como un cocinero va preparando unas costillitas con salsa BBQ para servirlas con unas batatas asadas y un untuoso puré de zapallo”.

Y seguía, “por otro lado, otro de los cocineros va calentando una rica salsa de tomates frescos para acompañar unos sorrentinos caseros rellenos de calabaza, gruyere y nueces. Bajo una lámpara de calor y con mucho esmero vemos como el chef le pone los últimos toques a un plato de Surubí que me dicen que es una de las especialidades de la cocina”

“De eso se trata un poco este LIVE COOKING”, interviene Juan José Brítez, chef ejecutivo del hotel. Y agrega “salir un poco de la cocina o mostrar un poco, todo ese trabajo y dedicación que hay en un plato. Los especiales del domingo en el restaurante del Sheraton buscan seguir y cambiar un poco el camino del buffet tradicional, que si bien es algo súper atractivo a los ojos y también al paladar, muchas veces no llegamos a degustar todo y nos concentramos solo en lo que nos gusta o recomiendan”.

La idea es acortar un poco la oferta que había con el buffet para darle más dedicación a una menor cantidad de ofertas pero siempre con variedad de sabores, texturas y opciones. “Ya en el buffet teníamos una estación de pastas en vivo, después agregamos otras especialidades con carnes o pescados y nos dimos cuenta que era lo que más gustaba. Entonces nos enfocamos en esos especiales y así generar una cantidad de bocados o entradas, algunos fondos, pastas y guarniciones, como una pequeña carta del día, de temporada, de especiales, de platos que nos encanta comer en un día especial, una ocasión especial, o disfrutar el domingo”, dice el chef.

El restaurante funciona en la planta baja del hotel, frente al lobby. Allí se montarán cocinas de inducción y contaran con todos los ingredientes necesarios para ir preparando y montando los platos, ya sean entradas, bocados, fondos, etc. en el momento que pida el comensal. “Así ese proceso va generando una dinámica diferente a lo que normalmente sería un buffet tradicional o un servicio a la carta. Nos da un poco la oportunidad de tener un feedback inmediato, de generar opciones más personalizadas, de customizar el plato al gusto del comensal, de acompañarlo a elegir y disfrutar de la mejor manera posible” agrega Juan José.

Inicialmente este servicio Live Cooking se ofrecerá los días domingos al mediodía a un costo de 145.000 guaraníes por persona. Ese precio incluye toda la oferta, entradas, bocados, fondos y postre. “Cada domingo irá cambiando la oferta a fin de que sea muy dinámica en el sentido de que los platos que más gustan quedan o se repiten, si por ahí vas con los peques también hay opciones, si por ahí se te antoja algo y te lo podemos preparar ¡sin problemas! Y por sobre todo ver cómo va evolucionando, que se puede cambiar, que se puede agregar, y siempre atendiendo a lo que busca el comensal, pero tratando de transformar un poco la experiencia en algo que despierte más sentidos a la hora de degustar una rica comida”, finalizó Ana Cafferata.

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *