Excusa perfecta para probar sabores diferentes

9 junio, 2015
AlibiElOmNIVORO

Bistro Alibi, es un pintoresco local dedicado a la cocina exótica, cuyo ejemplo vemos en la foto. Un arroz especiado con frutos secos y hongos, acompañado de una tinga (carne deshebrada) servido a la usanza mexicana.

Es la excusa perfecta para conocer o para reincidir en la cocina exótica. Una excusa perfecta para que el cocinero hereje deje de ir ambulando con su cocina a cuestas. Una excusa perfecta para que dos amigas que se reencuentran después de 30 años, traten de recuperar el tiempo perdido encarando un proyecto gastronómico. En fin, una excusa perfecta para probar y conocer algo diferente.

Semanas atrás se habilitó un pintoresco local en medio de un barrio súper residencial. Cerca pero lejos, a la vez, del mundanal ruido. Se trata del Bistró Alibi, ubicado exactamente en Teniente Ross esquina Gaetano Martino, una dirección que no nos dice nada y que recién nos ubica si aclaramos que está entre Mariscal López y España, y a una cuadra de Kubitschek. El local es un coqueto chalecito que sobrevivió a la avasallante arquitectura moderna, de dicho entorno.

AlibiElOMnivoro

Un coqueto chalecito, ubicado en un barrio eminentemente residencial, es el escenario elegido para esta nueva experiencia gastronómica.

El local está arreglado de manera sencilla pero con mucha personalidad. Sin muebles aparatosos u ostentosos y la ausencia de lujos se resuelve con coquetería. Cuadros, objetos diversos, chiches, cortinas, lámparas y muchos souvenirs dan un toque hogareño, informal y poco pretencioso a este nuevo espacio gastronómico, cuyo sello principal es el de tratar de ser diferente.

Una diferencia que además trata de expresarse sobre todo en la cocina. Y allí es donde aparece el “alquimista de las especias”, un rara avis de la gastronomía local, el buque insignia de la cocina exótica. Se trata de Teddy Salgueiro, que por primera vez se asienta en un local luego de la experiencia que tuvo con La Cocina Hereje y el Bistró de Fausto, cerrados años atrás.

AlibiElOMnivoro

María Esther Bogarín, izquierda, Teddy Salgueiro y Ana Cabello son los responsables de Alibi, un sitio diferente. En su ambientación y en su cocina.

La historia de este nuevo local tiene apenas, poco más de dos meses, el local todavía no llega a los 30 días. Pero se remonta a 30 años atrás, cuando una personal trainer entrenaba a una joven azafata y se hicieron amigas. La azafata, haciendo lo que más sabía, voló literalmente del país y recaló en París. La una nunca supo nada más de la otra.

Ana Cabello, se quedó en el país e hizo su vida. María Esther Bogarín,  fijó su residencia en Francia. Ambas resultaron ser amantes de los animales. Ana es perruna, María Esther, gatuna. La búsqueda de un gato extraviado, las juntó inesperadamente en el Facebook. Es fácil imaginar lo que ocurre cuando impensadamente se encuentran antiguas amigas. Así que no les vamos a contar.

Alibi ElOmnivoro

El salón principal del local, que se adapta para un privado para 12 personas. La ambientación refleja un estilo diferente. Intimo, acogedor y familiero. La capacidad del local es para 50 personas,.

Pero después de dos semanas de intensos chateos por internet, a toda hora, María Esther a los 15 días del reencuentro decidió cambiar el rumbo de su vida e iniciar otro. Toma un vuelo e intempestivamente regresa a nuestro país. Ana no lo podía creer y como si desesperadamente quisieran recuperar el terreno perdido se embarcan rápidamente en el proyecto de abrir un restaurante.

Ana nos contaría posteriormente, que en medio del reencuentro, tuvo que viajar a Turquía (tiene una agencia de viajes) y que al volver a los pocos días, el restaurante ya estaba casi armado. Un amigo les contó de la existencia de Teddy Salgueiro y el cocinero hereje les vino como anillo al dedo y viceversa.  Y así, casi casi en un santiamén, apenas dos meses después de un encuentro inesperado, nació Bistró Alibi, uno de esos locales dónde uno no sabe exactamente con que va a encontrarse. Y vale la pena matar esa curiosidad.

AlibiElOmnivoro

Otro detalle de la decoración y ambientación del local. Lleno de pequeños objetos, afiches, cuadros e ilustraciones.

Para conocer la identidad gastronómica de Alibi, nada mejor que recurrir a la descripción que hace Teddy de la propuesta del local:

Alibi surge de experiencias, emociones y sensaciones, de aquellos trayectos de  vida que nos  marcan  a fuego, que van dejando la huella de instantes plenamente vividos. Nuestra propuesta parte del concepto de la Bistronomía, cocina exótica en un espacio acogedor, ameno y por sobre todo íntimo, tomando el desafío de hacer sentir a las personas que están en la casa de amigos.

Nuestros platos son senderos de sabores, de recorridos del mundo con alta incidencia en cocina de Oriente y en la nueva cocina mexicana, sabores únicos que provienen de fusiones de alquimia y creaciones precisas. La variedad de especias utilizadas son el detalle de los sabores en nuestros platos y provienen de los mejores bazares del mundo.

Nuestras salsas son una variedad entre frutas, curries y moles, servidas con diferentes carnes y legumbres, crujientes ensaladas y variedad de pescados. Los arroces bien especiados y en sutiles combinaciones. Los postres innovan en concepto como en texturas y atrevidas propuestas. Además, contamos con nuestros cafés, especiados, diferentes y hasta lujuriosos.

f14 (1)

Curry de manzanas servido sobre fetas de blanco de ave, macerada en vino de especias, servidas con pan naam (típico de la India).

El día que nos tocó visitar el local tuvimos la oportunidad de confirmar el sendero que traza Teddy en su cocina, sinfonía de sabores, olores y gustos diferentes, combinaciones inesperadas. El detalle del menú servido ese día, nos puede dar una acabada idea de lo expresado.

Bienvenida:  Raita (salsa típica de la India) con panecillos caseros y especiados
Entrante: Ensalada de las Pasiones, hojas de rúcula con macerados de pasas de uva, roquefort, palmito y aderezo cítrico.
Entrante: Curry de manzanas servido sobe fetas de blanco de ave, macerada en vino de especias, servidas con pan naam (típico de la India).
Fondo: Curry verde servido sobre trozos de filet de pescado.
Fondo: Tinga (carne deshebrada) de res servida a la usanza mexicana.
Fondo: Taj Mahal, arroz especiado con frutos secos y hongos.
Postre:  Helado de especias servido con toques de canela rosada.

Todas las semanas cambian el menú (atienden soló jueves, viernes y sábado).  Ya presentaron La noche de Frida y Diego,  cocina precolombina y mexicana, como el Mole poblano y la Cochinita Pibil, en alusión y homenaje a lo que consumían Frida Khalo y Diego Rivera. Para esta semana están anunciando  Hispania, un recorrido por cocinas regionales de España.

Y de seguro que no faltará el momento y la oportunidad para anunciar el famoso Cordero de Cachemira que consumía Marco Polo, un plato que ya se degustaba en tiempos de La Cocina Hereje. Y también nos enteramos que ya están preparando algo así como “La comida de Rasputín”.  Bistró Alibi, está habilitado únicamente para el horario de la cena, pero el local también es propicio para reunir a amigos en torno a las picadas, que también tendrán la impronta de la cocina exótica.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *