Aún no se abrió y el Lido ya amplió su nuevo local

11 diciembre, 2014
Lido 021

Las obras civiles están en etapa de terminación. Puede verse la barra curva, tan característica del Lido Bar ubicado en el centro. Por los demás detalles, se pueden ver que las líneas del local serán muy modernas. Eso sí, aseguran que la calidad y sabor serán idénticos. Y dicen que será la clave para el éxito.

Lido Bar tenía previsto inaugurar su nuevo local en Villa Morra a fines del presente mes de diciembre. Sin embargo, la gran expectativa que se creó después del anuncio del proyecto obligó a sus actuales directivos a reformular el plan  y redoblaron la apuesta al punto que van a tener el  doble de capacidad de lo que tenían previsto. Por eso, la terminación de las obras está prevista recién para fines del mes de enero del año que viene.

El nuevo local del Lido Bar estará ubicado en la Manzana T, el complejo comercial que está ubicado sobre la avenida Mariscal López entre Cruz del Chaco y Cruz del Defensor. Inicialmente iban a ocupar el local que anteriormente fue asiento del bar Il Padrino y antes estuvo ocupado por Sol Azteca. Ahora ocuparan también el local que pertenecía al Heladero y un área que servía para circulación de vehículos.

El nuevo Lido tendrá así dos plantas a su disposición. En la planta baja, sobre la calle Cruz del Chaco, tendrá su entrada principal y en ese sector estará ubicada una gran barra circular, similar o casi idéntica a la que posee en su local del centro. Ese sector tendrá capacidad para unas 50 personas. En el mismo nivel, y en el área que ocupaba El Heladero estará dispuesto todo el sector que corresponde a la cocina.

En la planta alta, donde estaba Il Padrino, se habilitará un salón con mesas y también estará disponible la terraza que da hacia el patio interior de la Manzana T y se prevé que en el segundo nivel estén disponibles unas 50 mesas. Posteriormente, también se habilitará una segunda terraza que corresponde al sector que está arriba del ex local de El Heladero, con una capacidad para otras 20 mesas.

La construcción que se está realizando tendrá líneas muy modernas y la misma línea seguirán con los muebles y el equipamiento. Sólo la tradicional barra curva se mantendrá como elemento identificatorio con el local del centro. Actualmente, las obras civiles están en etapa de terminación mientras se está contratando y entrenando al personal que tendrá a su cargo la atención de la clientela.

En cuanto a la gastronomía, los responsables de la empresa mencionaron que el objetivo primordial es mantener la tradición de sabor y calidad. En el nuevo local, se tendrá el mismo menú que se sirve en el local del centro. Es decir toda la batería de minutas, así como sus tradicionales platos como la sopa de pescado y otros.

Los responsables del Lido Bar consideran que el éxito del local se basa en la calidad y atención al cliente. Y afín de mantener el mismo nivel de elaboración, el 60% de toda la producción gastronómica que se destine al nuevo local se producirá en el local del centro y sólo la terminación se realizará en Villa Morra.  Es decir las antiguas cocineras serán las encargadas para lo cual están mejorando sus procesos de preparación. Para ello, cuentan con el concurso de la profesional Estela Troche de Escauriza, especialista en el tema, quién se desempeña como chef ejecutiva.

En la atención al cliente es dónde no van a poder replicar al local del centro. Allí trabajan antiguas funcionarias que no sólo han aprendido el oficio de servir al cliente sino que a través de los años desarrollaron una relación especial con muchos de ellos, a quienes incluso conocen por su nombre y establecieron una relación que sólo puede darse con mucho tiempo de experiencia. Unas 50 personas contratará el Lido Bar para su nuevo local. Recibieron 400 hojas de vida de personas interesadas. Muchos ya están siendo entrenados, pero aún no seleccionaron a los que se encargarán del servicio al cliente.

lido

Las obras del Lido Bar Villa Morra, vistas desde el interior de la Manzana T. En la segunda planta se puede ver el espacio que se destinará a una de las terrazas. En ese nivel, también tendrá un salón con mesas.

El Lido Bar tiene 60 años de existencia y fue creado por un ciudadano alemán: Enrique Schulz quién junto a su esposa Elizabeth son los principales miembros de la SRL que maneja el negocio. Ambos están radicados en el extranjero y en los últimos años, fueron cediendo participación en la sociedad a los más antiguos funcionarios del local. Hoy en día, Esther Bazán, ex empleada con más de 40 años de servicio se desempeña como gerente general.

En la década del 60, el Lido Bar habilitó una sucursal sobre la calle Palma, pero casi nadie tiene memoria de su existencia, solo una foto que existe en el archivo de la empresa testimonia este hecho, según nos comentaba Arturo Garcete, el gerente de recursos humanos. Es tanta la expectativa que generó el anuncio de que tendrán una sucursal en Villa Morra, que constantemente reciben llamados averiguando cuando será la habilitación.

Nos comentaba Garcete que una de las razones que motivaron el lanzamiento del proyecto es que cambió mucho el mercado gastronómico. “Mucha gente ya no puede venir hasta el centro”, nos decía.  Gran parte de la producción es despachada para clientes que concurren hasta el local de Palma y Chile para retirar los pedidos.

Comments

comments

COMENTAR