¿Amenaza al país la carne de laboratorio?

6 septiembre, 2021
Esta hamburguesa lleva carne producida en laboratorio por una empresa israelí. Dicen que tienen las mismas propiedades organolépticas que la carne tradicional. Para el año que viene pretenden introducirlo al mercado de Estados Unidos para lo cual producirán a escala industrial.

Esta hamburguesa lleva carne producida en laboratorio por una empresa israelí. Dicen que tienen las mismas propiedades organolépticas que la carne tradicional. Para el año que viene pretenden introducirlo al mercado de Estados Unidos para lo cual producirán a escala industrial.

El mes pasado dos empresas israelíes dieron a conocer los avances que lograron en la producción de carne en laboratorio. Ambos están proyectando estar al alcance de los consumidores en el mercado de los Estados Unidos el próximo año. Paraguay que es un gran productor de carne vacuna podría verse afectado y el efecto colateral podría afectar también la producción de soja, los dos pilares de la economía de nuestro país.

Una de las compañías es Future Meat Technologies que ya tiene instalada una fábrica que tiene capacidad para producir 500 kilos de carne por día, el equivalente a unas 5.000 hamburguesas. La otra empresa es Aleph Farms, que ha logrado la producción de carne con impresores 3D, lo que permite personalizar los tejidos, texturas y sabores para adecuarse a las exigencias de cada cliente.

La carne cultivada también denominada carne sintética se produce a partir de células que se le extraen a los animales vivos, y que luego se reproducen en un laboratorio. Cuando estas células proliferan se fusionan naturalmente hasta formar estructuras de unos 3 milímetros, que se llaman miotúbulos. Estos se colocan en un soporte adecuado y, debido a su tendencia innata a contraerse, forman anillos. Este anillo ya se puede considerar carne.

La carne cultivada no está modificada genéticamente, sino que es producto de la multiplicación in vitro de las mismas células que producen la carne en el animal. Tiene el mismo valor nutricional que la carne que se produce tras sacrificar animales. El sabor, olor y texturas adecuados ya se han logrado, conforme a los test que han realizado con destacados exponentes del mundo gastronómico que le han dado su aprobación.

Esta es una de las fotos que la firma Aleph Farms promociona en su sitio web para destacar la carne que producen a partir de células que se extraen de animales vivos.

Esta es una de las fotos que la firma Aleph Farms promociona en su sitio web para destacar la carne que producen a partir de células que se extraen de animales vivos.

La idea de ambas empresas es lograr que en el 2022 la carne cultivada pueda estar al alcance de los consumidores en Estados Unidos, pero para eso hace falta obtener las regulaciones pertinentes del gobierno de ese país. Apuntan también a los mercados de los países de Europa y el mercado chino.

“Nuestro objetivo es hacer que la carne cultivada sea asequible para todos, al tiempo que nos aseguramos de producir alimentos deliciosos que sean tanto saludables como sustentables, ayudando a asegurar el futuro de las generaciones venideras “, dijo a aun medio de prensa el profesor Yaakov Nahmias, fundador y director científico de Future Meat Technologies.

El interés que existe en la fabricación de carne cultivada es que el ciclo de producción es aproximadamente 20 veces más rápido que la producción animal tradicional. Además, argumentan que este proceso es “libre de crueldad animal” y genera 80% menos de emisiones de gases de efecto invernadero y utiliza un 99% menos de tierra y 96% menos de agua que las producciones ganaderas tradicionales.

Actualmente existe una campaña internacional contra la producción ganadera y el cultivo de soja con el argumento que constituyen los principales agentes en la creación del efecto invernadero. Incluso desde algunos organismos internacionales se busca desalentar estos modelos económicos. “Comer menos carne ayuda a ahorrar agua y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, que causan el calentamiento global», sostuvo las Naciones Unidas en un polémico tweet.

Otra foto de la carne producida por Aleph Farms.

Otra foto de la carne producida por Aleph Farms. Están hechas con impresiones 3D, lo que permite dar características especiales al producto de acuerdo a los gustos del consumidor.

La principal dificultad con que tropiezan las empresas que producen carne cultivada es el costo y en este sentido, hay que mencionar que ocho años atrás, la primera hamburguesa de carne cultivada tuvo un costo de 280.000 dólares, Future Meat, en su página oficial, señala que ya produce pechugas de pollo cultivadas por 3,90 dólares. «En siete años, logramos reducir el costo de la hamburguesa en 28,000 veces. ¿Te imaginas algo más en el mundo depreciándose 28,000 veces?» dijo Yaakov Nahmias.

Existen varias empresas más que se están dedicando a la producción de carne cultivada y han concitado el interés de los inversionistas y mucho capital se están destinando a estas novedosas iniciativas. En Argentina, ya existen experiencias en este sentido. Es difícil predecir como impactarán en el mercado internacional de la carne. Todo apunta a que la ganadería vacuna podría contraerse sin que decaiga la demanda.

Aquí entra Paraguay. Nuestro país es uno de los mayores productores y exportadores de carne vacuna del mundo. Durante el primer semestre de este año la exportación de carne bovina alcanzó 176.999.515 kilos estableciendo un nuevo récord. El valor nominal en divisas es de US$ 808.548.268,46. Cualquier modificación de estos parámetros causa un fuerte efecto negativo en nuestra economía, ya que se trata de una de nuestras principales fuentes de ingreso.

Lo mismo puede ocurrir con la producción de soja. Paraguay está entre los primeros exportadores del mundo y es nuestro principal producto de venta al exterior. La temporada 20/21 arroja una producción de más de 10 millones de toneladas lo que representa el 17% del Producto Interno Bruto.

Ahora bien, si la producción de carne cultivada, (vaca, pollo, cerdo, etc) va en aumento ya no se requerirá de tanta soja, que en su mayor parte se utiliza para la crianza de animales debido a su alto valor y contenido de proteínas.

Los dos principales productos de nuestra economía, la soja y la carne vacuna, se van a ver amenazadas por la proliferación de la producción de carne cultivada. Muchos países que explotan ambos productos también se verán afectados, pero en el caso de Paraguay los pilares de nuestra economía son la soja y la carne. Cualquier modificación a la baja en la producción o en la cotización externa de ambos productos producirá un cimbronazo en nuestra economía. El consumidor local de carnes no se verá afectado, probablemente se vea beneficiado con una disminución de los precios.

Fuentes y referencias

https://www.future-meat.com

https://www.aleph-farms.com

El primer chuletón de carne sintética se imprime en 3D en Israel (diegocoquillat.com)

B.I.F.E: se realizó en la Argentina la primera degustación de carne cultivada en laboratorio – LA NACION

| de carne del futuro Llevar la carne cultivada a la mesa (future-meat.com)

De la impresión de filetes a la recaudación de efectivo para el despliegue de carne cultivada (bloombergquint.com)

El primer rib-eye cultivado en laboratorio del mundo provoca preguntas sobre cómo se regulará la carne cultivada – The Washington Post

El biorreactor de Future Meat Technologies producirá sustitutos para los comensales estadounidenses – Bloomberg

Comments

comments

COMENTAR