Salió un caldo en vez de cazuela de pescado

23 abril, 2019
Las cuatro que anoche estuvieron en capilla. Ninguna la pegó con la cazuela. Finalmente, Rita fue la eliminada.

Las cuatro que anoche estuvieron en capilla. Ninguna la pegó con la cazuela. Finalmente, Rita fue la eliminada.

Una cazuela que finalmente se convirtió en un caldo de pescado condenó a Rita Benítez, una joven maquilladora, a abandonar las cocinas de MasterChef Paraguay y fue la segunda eliminada en esta tercera temporada, que entre sus novedades presentó anoche la participación de Colaso Bo en la prueba de desafío junto a los demás participantes, en donde mostró sus grandes habilidades para cocinar pasta.

La prueba de eliminación consistía en la preparación de una cazuela a libre elección. Algo atípico fue que en la misma participaron 11 candidatos que no pasaron el desafío. Los cuatro peores platos fueron todos elaborados por mujeres: Andrea, Rita, Juliana y Cecilia.  Todas tuvieron errores de concepto y técnica, aunque estuvieron bien de sabor.  La eliminación recayó en Rita cuya preparación terminó siendo un caldo de pescado, con exceso de crema de leche.

Rita se enfrentó a Cecilia en la decisión final, quién había hecho una cazuela con un exceso de cebolla y locote, que actuaron de aguafiestas como acotó Colaso. Juliana quién también estuvo entre las peores hizo algo más parecido a una Lasagna que a una cazuela. Y Andrea también terminó haciendo un pira caldo antes que una cazuela de surubí.

En general, los miembros del jurado destacaron que los sabores estuvieron bastante bien. Hubo errores de concepto y de técnicas. Hicieron notar, que todavía hay una gran deficiencia en la presentación de los platos. Entre los cinco mejores platos quedaron los que presentaron: César, Ross, Demián, Joaquín y Ruth, que se lucieron bastante bien y que no sería extraño que lleguen a las instancias superiores del concurso.

En la primera prueba que correspondía al desafío, MasterChef presentó algunas novedades respecto a las temporadas anteriores. Los participantes, en esta oportunidad fueron divididos en cinco grupos, cuatro de cuatro integrantes y uno de tres. Diferente a los multitudinarios equipos (rojo y azul) que competían anteriormente. El plato que debían elaborar era el preferido de Colaso Bo, Tagliatele, con cuatro salsas distintas: Bolognesa, Carbonara, Putanesca y Pesto.

Y la sorpresa de la noche, fue que Colaso tenía que cocinar a las par que los concursantes. Solo que él debía trabajar sólo, mientras los otros lo hacían en equipo. Esta prueba por equipos tuvo también la característica inédita de que no tenían capitanes designados así que cada uno de ellos asumía las responsabilidades que querían. Por supuesto que Colaso, fue el mejor.

Pero entre los equipos, se destacó el que estuvo formado por Laura, Ricardo, Noelia e Isaías. Y también tuvieron el privilegio de mirar la eliminación desde el balcón el grupo integrado por Perla, Carlos, Fernando y Martita. En esta temporada, los participantes pronto van mostrándose las uñas. Asumen su papel de competidores y no tienen empacho de señalar a los rivales más peligrosos e incluso desearles una pronta eliminación. El escocés Ross es uno de los blancos preferidos.

Como ya habíamos expresado en la edición anterior, en esta tercera temporada de MasterChef se puede apreciar un mejor nivel general de los participantes. Tienen una mayor formación personal y a la hora de exhibir sus cualidades gastronómicas llegan a un punto más alto que en temporadas anteriores. Habrá que ver qué grado de dificultad les presenta el programa con el correr de la temporada.

Comments

comments

COMENTAR