Vinos chilenos con acento francés

3 septiembre, 2015

VinosAndina (5)La excusa era catar el Clos Apalta  que en esos días ganó el primer premio entre los vinos Premium de Chile, por votación del público de ese país. Terminamos probando varias etiquetas de la viña chilena Lapostolle aprovechando la presencia de un ejecutivo de la firma. Y quedamos asombrados cómo, la tradicional calidad de los vinos trasandinos se ve realzada por el toque de finura y elegancia que le otorga el aporte francés.

Ocurrió días pasados en el restaurante San Pietro cuando unas cuántas personas se reunieron en torno a Kendy Silverio, director regional para Latinoamérica de Marnier Lapostolle Chile. La anfitriona fue Mariela Castro Vargas, representante de Andina, la empresa que se encarga de la importación para nuestro país de los vinos de la afamada viña chilena.

En la oportunidad se degustaron las siguientes etiquetas: Le Rosé, Casa, Clos Apalta y Bo Ro Bo. Fueron maridados con los siguientes platos creación del chef Fernando Alhers:
VinosAndina (6)Entrada: carpaccio, en combinación de carnes de pato, pollo y ñandú acompañado de champiñones rellenos con hongos, panceta y queso azul y anillos de cebolla morada, tomates cherry con aceite de oliva aliñados con una vinagreta.
VinosAndina (7)Fondo: combinación de pollo bebé y lomito de cordero, cada uno con una salsa respectiva elaborada a base de hongos, de vino blanco y de morcilla, acompañados de una crema de espárragos.
VinosAndina (2)Postre: Combinación de tiramisú, cheesecake y helado, con salsa de arándanos.

La impresión general que nos dejó la degustación de todos los vinos es que están impregnados de una delicadeza sin igual que se observa en el color de las bebidas, el aroma que desprenden y el sabor que despliegan. Todas las botellas que desfilaban ante nuestros ojos iban dejando a su paso: elegancia, belleza y distinción.

VinosAndina (4)

Los vinos tenían unos colores muy atractivos, el rosado, el blanco y el tinto. Un atractivo desfile cromático, al que no le iban en zaga, el aroma y el sabor.

Le Rosé, cosecha 2014: Un rosado espectacular. Elaborado a base de 47% Syrah, 43% Cabernet Franc  y 10% Carmenere. Posee un color rosa pálido brillante, que rompe con los colores tradicionales de los rosados chilenos y latinoamericanos. En la nariz explotan los aromas a frutas rojas, especial para saborearlo con nuestro clima ya que debe ser servido bien fresco. Tiene seis meses de guarda en tanques de acero inoxidable.

Casa, cosecha 2012: Un blanco 100% Chardonnay, nuevamente con un color deslumbrante, un amarillo pálido con bordes brillantes. En nariz se destacan sus aromas cítricos dulces y en boca posee una fresca acidez.  Según las explicaciones técnicas pertinentes el objetivo, fue destacar la acidez de la fruta con el  toque de complejidad que aporta el roble.  El 84% fue fermentado en tanques de acero inoxidable con el fin de preservar la frescura de la fruta. Y el restante 16% fermentó en barricas nuevas de roble francés y envejecido durante siete meses en barricas usadas.

VinosAndina (3)VinosAndina (1)
Clos Apalta, cosecha 2010: El buque insignia y niño mimado de Viña Lapostolle debido a los premios que ha conquistado, el mayor de ellos en el 2008, cuando la revista Wine Spectator, calificó a la cosecha 2005 como el mejor vino del mundo. Se trata de un ensamblaje 71% Carmenere, 18% Cabernet Sauvignon y 11% Merlot.  Su color rojo es profundo, oscuro y tiene un intenso aroma a frutos rojos y negros, intensidad que en boca se transforma en un sabor redondo casi como una circunferencia sin aristas sobresalientes, equilibrado.

Por último, y ya fuera del programa tuvimos ocasión de degustar también el Borobo, una etiqueta de Lapostolle que se comercializa en pocos mercados de la región incluyendo el nuestro. Es un ensamblaje de 26% Syrah, 26% Pinot Noir, 19% Carmenere, y 19% Merlot y 10% Cabernet Sauvignon.  Un vino de gran complejidad pero sin perder la elegancia. Se fermentan y envejecen en barrica de roble francés durante 24 meses. Tienen un gran potencial de guarda.

EL ACENTO FRANCES

Frances por esencia, chileno por origen, reza uno de los lemas de la Viña Lapostolle. Fue fundada en 1994 por Alexanda Marnier Lapostolle y su esposo Cyril de Bournet. Los Marnier Lapostolle son fundadores y dueños de la famosa marca de licores Grand Marnier. Dicha familia también se dedicó por generaciones a la elaboración de vinos en Francia. Luego en Chile mantuvieron el mismo compromiso de éxito: crear vinos de categoría mundial utilizando la experiencia francesa y los magníficos terroirs de Chile.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.